Post: Mendoza PostMiércoles 13 Jun 2018Miércoles, 13/06/18 atrás

Las listas de reproducción en YouTube con contenido para público infantil (por ejemplo, el popular videojuego de Minecraft) pueden contener anuncios sobre películas de terror que pueden afectar la sensibilidad de los chicos, alertó el organismo inglés regulador de publicidad, según informó hoy la prensa local.

La situación se repite cuando los menores utilizan dispositivos propios o de sus padres que no tienen habilitada la versión "kids" de la plataforma -con contenido seleccionado para un público infantil- y miran diversos tipos de contenidos aptos para su edad pero que son interrumpidos por publicidades para adultos.

En Argentina se reportaron casos de chicos que al ver listas de reproducción del afamado dibujito animado "el payaso Plim Plim", luego se convirtieron en involuntarios espectadores de publicaciones de películas de terror que involucran a payasos como "IT".

La empresa aseguró que era responsabilidad de los anunciantes. 

En el Reino Unido, la oficina que evalúa los estándares de la publicidad (Advertising Standards Authority) alertó sobre la existencia de trailers (adelantos cinematográficos) de la película "La noche del demonio: La última llave" en medio de videos de Frozen.

De acuerdo con el organismo inglés, en la publicidad se veía una persona "tendida en un piso, inmóvil, mientras una criatura humanoide se deslizaba hacia ella y le perforaba la piel".

También se hizo referencia a un video de Sony Pictures y Columbia Pictures que promocionaba una película del mismo género con una secuencia de mujeres gritando.

Alertan por niños expuestos a anuncios con contenidos de terror en Youtube.

Las empresas cinematográficas realizaron un descargo ante las autoridades británicas afirmando que "habían excluido a públicos desconocidos y a niños de su objetivo" publicitario, mientras que Google (propietario de YouTube) respondió que los anunciantes son responsables de sus propias campañas, informó hoy la BBC.

La plataforma de videos añadió que los anuncios no habían aparecido en YouTube Kids, la aplicación dirigida específicamente a niños que ofrece una selección filtrada de contenido.