Post: Mendoza PostMiércoles 13 Jun 2018Miércoles, 13/06/18 atrás

La superficie implantada con vid en la Argentina registró una disminución de 2,5 por ciento en los últimos diez años, según un informe elaborado por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV). En 2017, a nivel país, se relevaron un total de 220.848 hectáreas de vid, con una disminución de 5.602 hectáreas respecto a la medición de 2008.

En los registros de superficie de todo el país figuran 164 variedades, de las cuales 113 son aptas para elaboración de vinos y/o mostos; 41 para consumo en fresco; y 7 son para pasas, y 34 de esas variedades concentran el 96% de la superficie total.

A nivel país, en el grupo de las 34 variedades más cultivadas, 28 son aptas para elaboración de vinos y/o mostos (13 variedades tintas, 12 blancas y 3 rosadas), 3 para pasas, y 3 para consumo en fresco.

La superficie implantada con vid retrocedió a nivel nacional. 

Según el informe del INV, las cinco variedades más cultivadas del país son el Malbec -que concentra casi el 19% del total-; la uva Cereza (13%); Bonarda (8%); Cabernet Sauvignon (7%); y Criolla Grande (7%).

De estas variedades, solo la superficie implantada con Malbec aumentó de forma significativa en este período, mientras la Bonarda no mostró cambios y las otras variedades mostraron retrocesos. La variedad cuya superficie creció más en el país desde el año 2008 a la fecha fue el Malbec, que en la actualidad ronda las 41.301 hectáreas, de los cuales 14.389 hectáreas se incorporaron en los últimos 10 años.