Los gitanos van cayendo... menos en Mendoza - Mendoza Post
Miércoles 30 May 2018Miércoles, 30/05/18 atrás
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción

El pasado 16 de mayo, propios y ajenos se sorprendieron al ver en “letra de molde” que una banda integrada por una familia gitana, denominada por la policía como los "Gipsy Kings", había sido detenida, acusada de cometer estafas de diversa índole.

En su haber tenían 80 millones de pesos y más de 100 autos de alta gama. Ello en la ciudad bonaerense de Junín.

Poco antes, el 22 de marzo de este mismo año, tres gitanos —dos hombres y una mujer— fueron detenidos en Entre Ríos por robarle 100 mil pesos a una jubilada a través de un “cuento del tío”.

Los gitanos tenían en su poder gran cantidad de vehículos

Una semana antes, el 14 de marzo, un hombre de 40 años y una mujer de 38, también gitanos, fueron detenidos en la provincia de Chubut acusados de haber comprado a una chica de 13 años para casarla con el hijo de ambos.

Los ejemplos arriba descriptos, son solo tres de los tantos que se han dado a conocer en los últimos meses, en el marco de una tendencia que parece irreversible: el fin de la impunidad para los gitanos… salvo en Mendoza.

Haciendo historia

Casi desde el preciso momento de su nacimiento, en 2014, el Post viene revelando las estafas que los gitanos de Guaymallén cometen a través de la venta de autos a incautos de diversas partes del país.

Los hay de Córdoba, San Juan, Santiago del Estero, y otras provincias. Todos han caído en el engaño al querer adquirir vehículos ofertados a través de clasificados y páginas web online.

La típica publicación anzuelo

En tal marco, los damnificados suman más de 300 y, aunque los elementos de prueba están a la vista, los timos no han cesado en lo más mínimo.

Ahora mismo, si cualquiera se mete en el portal Mercado Libre, podrá ver cómo los gitanos siguen ofreciendo automóviles y camionetas a precios irrisorios a efectos de lograr convencer a los ingenuos de siempre.

Ver además: Fueron estafados por gitanos mendocinos y denuncian inacción oficial 

El modus operandi fue revelado por los propios estafadores en sede judicial luego de que un grupo de ellos fue detenido en julio del año 2015 en el contexto de puntuales expedientes por estafa que se iniciaron oportunamente.

Allí, los mismos gitanos admitieron que ofrecían vehículos que luego jamás entregaban a posteriori, ello a cambio de jugosas sumas de dinero, en el contexto de una verdadera “asociación ilícita”. El acuerdo judicial les permitió ser sometidos a un juicio abreviado y acordar una pena de 3 años de prisión en suspenso. Ergo, nadie fue preso.

Los gitanos mendocinos ya han estafado a más de 300 personas

Los “beneficiados” fueron Nicolás Esteban Milanovich, Diego Armando Esteban, Milan Esteban Juan, Espiro Esteban, María de los Ángeles Costich, Julio Esteban y Darío Esteban.

Como parte del acuerdo refrendado a nivel judicial, los gitanos devolvieron el dinero a algunos de los otrora estafados, pero solo a unos pocos. No más de tres o cuatro.

Ver además: Siguen impunes las estafas de los gitanos de Mendoza 

Al mismo tiempo, como se dijo, continuaron operando a través de la venta de vehículos que jamás entregarán. Siempre de manera impune.

Es curioso, porque aquellos que en Mendoza no han tenido dificultad alguna en avanzar en sus estafas, empiezan a tener problemas judiciales en otras provincias, como ocurrió hace pocas semanas en Chubut. Más aún: la banda mencionada al principio de esta nota, los Gipsy Kings, tienen aceitados vínculos con los gitanos mendocinos.

“Ojo. En Buenos Aires no fueron detenidos por la estafa por la venta de vehículos, sino por hacer el cuento del tío”, dijo a este diario el auxiliar de una de las fiscalías que investiga las causas de estafa referidas.

Los gitanos son detenidos en diversas provincias, menos en Mendoza

Y añadió: “Los de Mendoza son delitos por los que no se los detiene. Son penas menores”.

Hoy en día, los expedientes se dividen en dos fiscalías, unos 120 reposan en el escritorio del fiscal Santiago Garay, y otros 120 en la fiscalía de Susana Muscianisi.

Esta última se excusó de hablar con este diario. Sin embargo, desde su entorno puntualizaron: “Conseguimos unas condenas por juicio abreviado, esos gitanos ya tienen una condena anterior. Y esos que han sido condenados, si se los eleva a juicio, tendrán condena segura”.

Los mismos informantes negaron la parálisis de los expediente contra los gitanos estafadores y aclararon: “Muchos creen que las causas están paradas, pero están avanzadas”.

Palabra de abogado

Al paso de los últimos mess, Pablo Cazabán se ha convertido en el representante legal de la mayoría de los estafados en Mendoza. 

Por esa condición, desde el Post se buscó su opinión: "¿Cómo es posible que los gitanos van cayendo en todos lados menos en Mendoza?", se le preguntó en las últimas horas.

Su respuesta fue escueta y directa: "Es ilógico... es una buena pregunta para hacerle a Gullé ... es él el que tiene la facultad de decidirlo".

Anteriormente, desde este mismo diario se le había preguntado cómo era posible que los gitanos siguieran publicando sus "avisos-anzuelo" por Internet.

Pablo Cazabán, abogado de los estafados

"Ya hemos pedido que embarguen esas publicaciones. Si bien no es delito la publicación en sí, sería un acto preparatorio, que es impune. Al menos lo hemos puesto en conocimiento de los fiscales", sostuvo.

También se le preguntó por el papel de los fiscales a la hora de avanzar contra los gitanos: "La última fiscal, Muscianisi, bien. A los anteriores les vinimos pidiendo medidas y no nos dieron ni pelota. La verdad que la actuación de los fiscales ha sido lamentable".