Cayeron 80 por ciento los tours de compras a Chile - Mendoza Post
Miércoles 23 May 2018
porMauricio Fernández
Periodista

Durante el 2017 los tour de compras a Santiago de Chile fueron un boom, tal fue así, que las empresas de turismo más importantes del país, comenzaron a vender este tipo de paquetes. Andesmar, Cata Internacional y otras tantas agencias, organizaban salidas diarias con servicios completos que incluían noches de hotel, comidas,  desayuno y recorridos por diferentes mall de Santiago.

Ya casi no se venden los tour de compras a Chile.

 Este año comenzó con algunas bajas en ventas, poro luego del "jueves negro" con la suba repentina del dólar, las ventas de tour a Chile se desplomaron asegura Alejandra Morales, vendedora de paquetes de CATA Turismo.

Desde Operadores Mendoza también reconocen que las ventas de los tour a compras a Chile bajaron por la devaluación del peso, pero creen que ante el parate de la moneda norteamericana, las ventas vuelvan a  reputar. Otro inconveniente que surge en esta época, son los problemas que ocasiona el mal tiempo en Alta Montaña.

Por la devaluación, a la gente ya no le conviene hacer compras en el vecino  país.

También desde "Tour de Compras Chile" que organiza desde hace dos años salidas a través de Facebook, también expresaron su preocupación por la baja en las ventas de pasajes. 

Ver también: Según Falabella Chile, los argentinos dejaron de comprar en ese país

"Estamos muy preocupados porque nos cuesta llenar un colectivo. En dos semanas hemos vendido 18 pasajes y con eso no nos conviene hacer el viaje", aseguró la coordinadora al Post. "La gente ya no compra electrónica porque no conviene, solo va para comprar algo de ropa porque tiene un local".

Hace unos días, Falabella Chile reconoció oficialmente que las ventas de sus casi todos los locales en ese país, cayeron por la poca presencia de compradores argentinos. La buena noticia, es que las únicas ventas que aumentaron se registraron en locales argentinos.

Recordemos que durante el 2016 y el 2017 la caída en las ventas por la diferencia de precios con Chile más la recesión económica general del país, provocaron la desocupación de más de 150 locales en el centro de Mendoza. Las perdidas fueron incalculables.