Pruebas PISA en Mendoza, una oportunidad para mejorar - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 21 May 2018

El 13 de septiembre se rendirá en 14 escuelas de la provincia la prueba PISA, que tiene por objeto evaluar hasta que punto los alumnos cercanos al final de la educación obligatoria han adquirido algunos de los conocimientos y habilidades necesarios.

Las pruebas se rinden cada tres años y evalúan a alumnos de 15 años en áreas temáticas clave, en esta oportunidad se hará foco en la lectura y en la comprensión lectora.

Alejandro Castro Santander, director del Observatorio de la Convivencia Escolar, habló con el Post y explicó con preocupación cómo está la situación en la provincia: “Nosotros venimos participando desde el 2000, con algunos frenos como lo que nos pasó en 2015. Siempre participamos como invitados, pero ahora hay un pedido del presidente de la Nación para que Argentina integre la OCDE”.

Alejandro Castro Santander se mostró preocupado por la situación.

El también miembro del Observatorio Internacional de Violencia Escolar aseguró: “El problema que hemos tenido siempre es que desde 1993 con la Ley Federal de Educación se sigue sin incluir como corresponde el tema de las competencias o capacidades complejas, que es lo que evalúa PISA y se nota mucho”.

“Le están exigiendo a los chicos una serie de capacidades que en realidad no se trabajan. Parece que este año la vedette va a ser la comprensión lectora”, agregó.

“Es como que a veces terminamos preparando a los chicos para la prueba y eso no debe ser, tiene que ser espontáneo y a partir de los aprendizajes reales que han tenido los chicos en los años que han ido pasando”, sentenció Castro Santander.

Luego indignado remarcó: “No nos tomamos en serio estas evaluaciones internacionales, terminamos haciendo muestras chiquitas. Si estamos participando y sabemos que es una prueba que tiene calidad educativa, hay que tomarla más en serio y aplicar lo que deberíamos hacer para que salga mejor”.

"Hacemos las cosas siempre a medio pelo y esperamos por milagro que las cosas peguen un salto cualitativo"

El especialista en violencia escolar detalló: “Las pruebas PISA vienen diciendo hace mucho que el clima escolar de convivencia afecta directamente la calidad educativa. En el 2016, siete de cada diez chicos manifestaron que habían sufrido discriminación en la escuela y todo eso influye en el rendimiento y genera violencia”.

Hacemos las cosas siempre a medio pelo y esperamos por milagro que las cosas peguen un salto cualitativo. Más allá de que haya instituciones que trabajan bien por su cuenta”, aseveró un preocupado Castro Santander.

Finalmente el titular del Observatorio de la Convivencia Escolar apeló al optimismo: “Uno no quiere ser pesimista, pero si tenés una mirada nacional, vivimos trabajando con muestras chiquitas. Se trabaja muy poco y aprendemos muy poco de los errores”.