Loser: "Los argentimos odiamos ir al Fondo, pero es como ir al dentista" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 9 May 2018Miércoles, 09/05/18 atrás

El martes, a través de una escueta conferencia de prensa el presidente Mauricio Macri sorprendió al anunciar la decisión de solicitar al Fondo Monetario Internacional (FMI) una "línea de apoyo financiero para la Argentina" ante las condiciones "más complejas" que existen a nivel internacional y con el objetivo de actuar "de manera preventiva" y evitar una "gran crisis económica". 

¿Qué significa esto? ¿Qué tanto hay que preocuparse? Claudio Loser, mendocino radicado en Washington y ex director para Latinoamérica del Fondo Monetario Internacional durante el kirchnerismo, aportó luz a través de Te Digo Lo Que Pienso -que se emite de lunes a viernes de 6:50 a 9:00 en Radio La Red Mendoza 94.1- sobre estas cuestiones. 

-¿Nos preocupamos?

"Primero y principal, no hay que subirse al Cerro Arco y largarse del ahí, nada que ver. Luego, no creo que sea una situación tan grave. Después, esta no es una crisis equivalente a la del 2001, tampoco a la del 2008/2009; de ninguna manera".

-¿Por qué se llegó a esto?

"Este gobierno ha hecho muchas cosas bien; tiene un equipo idóneo, tanto a nivel provincial como a nivel nacional, por más que mucha gente esté en desacuerdo con lo que yo digo. Pero el año pasado se durmieron en los laureles pensando que la opinión de los mercados por ser favorable por eso tenía acceso al mercado de capitales. La parte fiscal ha estado muy lenta, la gente empezó a preocuparse y los inversores, debido a los impuestos y los intereses, pensaron que la cosa no era acá tan rentable". 

"Se durmieron en los laureles"

"Mientras tanto, el Banco Central perdió reservas, y aún las tiene, y maneja dos cosas que no se manejaban durante el 2001 y tampoco durante el gobierno de los Kirchner, que es un tipo de cambio flexible, que duele, pero eso desinfla, y un uso de reservas y de tasas de interés que hizo que se maneje mejor la situación. Pero evidentemente hay pérdida de confianza del mercado internacional".

-¿Qué pasó estas semanas?

"Hubo una corrida contra el peso y una devaluación del 10%. Eso es un problema, pero no es catastrófico, la gente dejó los títulos pero no cayeron en cantidad espantosa. La Argentina de pronto cayó en el radar internacional y ciertas dudas que existían hizo que la gente se asustara. Pero los mercados sobre reaccionan, creo que pasó eso, y creo que ha sido un llamado de atención para Macri y que no se confíe de sus glorias pasadas".

-¿Qué pedirá el Fondo?

"Creo que hay una Argentina diferente y un contexto de política económica diferente y una situación de menos gravedad, y un Fondo Monetario, que, al menos políticamente, es más vivo que en mi época. Va a haber flexibilidad, pero el Fondo va a pedir las cosas más importantes, sobre todo en lo que se refiere al ajuste. El gobierno está yendo en la dirección correcta. Pero Grecia e Irlanda salieron de sus problemas gracias al Fondo, así también como una serie de países que también salieron bien. El Fondo no va a pedir un viraje en las políticas, sino una aceleración y profundización de las políticas".

-¿Qué hay que hacer?

"Primero hay que sentarse a negociar y hablar seriamente de cómo el déficit fiscal pueda resolverse. El tipo de cambio puede ayudar, la Argentina está enfrentada a una sequía que está afectando, y eso es más importante que la tasa de interés internacional".

"A Macri el consejo que le doy es que se siente, negocie bien, no le eche la culpa al Fondo, tome responsabilidad por las acciones y no diga me las impusieron y no me gustaban, y que maneje las cosas con claridad y no echándole la culpa a quien no la tiene".

-¿Qué tan malo es acudir al Fondo?

"Creo que es un plus que al Argentina pueda ir al Fondo; lo sé, los argentinos lo odiamos mucho más allá de lo que corresponde, a nadie le gusta, pero tampoco a nadie le gusta ir al dentista".