Ultiman detalles para el encuentro entre Trump y Kim Jong-un - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 9 May 2018

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, llegó hoy a Pyongyang en el último movimiento de una frenética actividad diplomática para preparar la histórica cumbre que celebrarán el presidente estadounidense Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un, aunque reiteró que por ahora su país mantendrá las sanciones contra Corea del Norte.

Con una duración y agenda indeterminadas, el jefe de la diplomacia estadounidense inició hoy su segunda visita a la capital norcoreana en menos de un mes con la intención manifiesta de ultimar los detalles para el histórico encuentro que celebrarán los líderes de ambos países.

Entre los principales objetivos del encuentro figura la posibilidad de fijar fecha y lugar del encuentro bilateral de mandatarios que se presume se realizará a fin de mes o inicios de junio, según indicó días atrás el propio Trump.

Mike Pompeo, secretario de Estado norteamericano.  

En su primer día en la capital norcoreana, Pompeo se reunió hoy con el responsable de relaciones intercoreanas, Kim Yong-chol, y aprovechó para lanzar el mensaje de que los dos países pueden resolver su conflicto y acabar con las amenazas "trabajando juntos".

Sin embargo, durante el viaje hacia Pyongyang, el propio secretario de Estado dijo a los periodistas que lo acompañan que no hay ninguna intención de "aliviar las sanciones" al país comunista.

Pompeo llegó a Pyongyang para ultimar detalles. 

El jefe de la diplomacia aseguró que los castigos se levantarán solo cuando se logre el objetivo mencionado repetidamente por Washington en las últimas semanas y subrayado hoy de nuevo por él: "la completa, verificable e irreversible desnuclearización" de Pyongyang.

El mensaje parece insistir en la línea dura que Trump apuntaló con la designación de varios "halcones" -entre ellos Pompeo- desde que en marzo se anunciara por primera vez que podría haber cumbre con Kim, y que sugieren que Washington podría proponer a Pyongyang un desarme atómico integral como el acordado en su momento con la Libia de Muammar al Khadafi.