Una joven murió hace dos años y su familia busca al nene que recibió su hígado - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 8 May 2018

La pérdida de un ser querido es uno de los dolores más duros que puede vivir una familia. Sin embargo, donar los órganos es una forma de mantener a ese ser querido vivo en otra persona.

Es es caso de una familia oriunda de Santa Lucía, San Juan. Su hija de 17 años, Melanie Arguello falleció en 2016 tras sufrir un accidente de tránsito. La joven iba en moto junto a su novio por la ruta cuando fueron embestidos por auto. Melanie agonizó hasta que los médicos informaron que tenía muerte cerebral. Si bien en un principio no quisieron donar sus órganos, la mamá dijo que la chica había manifestado en vida que quería ser donante y respetaron su voluntad. La familia donó las córneas, un riñón y el hígado.

Melanie murió a los 17 años.

Meses después la familia recibió una carta del INCUCAI donde les informaron que el hígado había sido transplantado a un nene de tres años.

Ahora la familia busca  conocer al pequeño y saber cómo continuó su vida tras el trasplante y encontrar que algo de Melanie sigue vivo”.

La donación de órganos puede salvar muchas vidas.