Sonrisa mata galán: la diversión seduce más que el dinero - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 20 Abr 2015

Investigadores del departamento de psicología de laUniversidad de Zurich en Suiza afirmaron que la actitud y la sonrisa son más importantes que los títulos, la apariencia, el romanticismo o la cuenta bancaria a la hora de conquistar a alguien.

El estudio se disparó a partir de un estudio realizado en Estados Unidos por el antropólogo Garry Chick que aseguraba que la simpatía es una de las cualidades que más atrae debido a que denota vitalidad en los hombres y poca agresividad en las mujeres, publica Salud.com.ar.

Las titulares de la investigación europea, Rene Proyer y Lisa Wagner, reclutaron a un grupo de jóvenes provenientes de diversos países europeos (Suiza, Austria y Alemania) pidiéndoles que identifiquen con que cualidades se sienten más cómodos en caso de tener que elegir una pareja a largo plazo en sus vidas.

Las personas alegres están asociadas al éxito.

Los resultados indicaron que la simpatía, la diversión, el buen humor, la inteligencia, la espontaneidad, la amabilidad y sobre todo el ser juguetón/a son cualidades muy estimadas en los jóvenes que buscan pareja.

Las investigadoras indican que muchos estudios posteriores han señalado la relación que tiene para las personas una actitud positiva y juguetona frente a la vida y el éxito en diversos aspectos. Así cuando alguien se relaciona con una persona alegre lo asocia con alguien exitoso, libre de estrés, de preocupaciones y de problemas.

Una buena actitud es mejor que cualquier arma de conquista. 

Las investigadoras indican que este estudio podría disparar investigaciones más profundas en tanto a las necesidades que buscan satisfacer las personas, en los planos individual y social, y cómo esto influye en su búsqueda de pareja o de cierto tipo de relaciones sociales; además destacan que en estudios futuros podrían enfocarse más en parejas que en individuos.

Por lo pronto, según este estudio, tener una buena actitud y ser juguetón/a puede ser una herramienta muy efectiva para conquistar a alguien.