Espert: "No cambiar tiene costos, y los costos son estos" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 4 May 2018Viernes, 04/05/18 atrás

En medio de la escalada del dólar, que cuya cotización ayer subió hasta los 23 pesos, y la devaluación del peso fue del 8 por ciento, la más pronunciada después de la salida del cepo, el economista José Luis Espert brindó su opinión al respecto, a la vez que cuestionó la postura oficial de atribuir la responsabilidad de la disparada del dólar al contexto internacional. 

"La Argentina tiene poca perspectiva de las cosas que hace. Viene de una decadencia mental que tiene un siglo y una decadencia económica consecuencia de la mental que tiene al menos siete décadas que viene para atrás", consideró el economista este viernes en diálogo con Te Digo Lo Que Pienso -que se emite de lunes a viernes de 6:50 a 9:00 en Radio La Red Mendoza 94.1-

Y agregó: "La Argentina estaba entre los seis primeros países del mundo en cuanto a riqueza y hoy es número 71, por un populismo de estado gigantesco, leyes laborales fascistas –literal, porque Perón la copió de Mussolini- que en vez de venderles cosas al mundo está obsesionada con protegerse de las cosas que vienen de afuera".

Dujovne

"No cambiar tiene costos, y los costos son estos" 

Para Espert, "el no hacer una economía de libre comercio, es la causa fundamental de lo que nos pasa hoy, que en su momento le pasó a los Kirchner, le pasó a Menem y Alfonsín, y así para atrás. Entonces no hacer los cambios que la Argentina debe hacer para salir de la decadencia, con el argumento de los costos que hay que pagar, también tiene costo". 

"No cambiar tiene costos, y los costos son estos: un ataque virulento solo concentrado en el mercado de Lebacs, todavía no hay corrida contra el peso ni contra los depósitos. La causa tiene que ver con que la Argentina se engaña pensando que no cambiar lo mismo que hace hace un siglo algún día le saldrá bien".

"Ni la reforma laboral y ni la impositiva terminaron siendo revolucionarias" 

Macri y Trump

Para el economista, "eos disparadores son muchos. El primero es la fallida reformas estructurales que el Gobierno amenazaba con hacer previo a las elecciones del año pasado y que terminaron siendo un fiasco. Ni la reforma laboral y ni la impositiva terminaron siendo revolucionarias".

"El único ajuste fiscal que el Gobierno piensa hacer es el tarifazo" 

"Luego la conferencia de prensa de los cuatro fantásticos del año pasado con la rifa de la meta de inflación, y luego llegamos a que el único ajuste fiscal que el Gobierno piensa hacer, que es el tarifazo, no está claro que lo pueda hacer porque ni siquiera cuenta con todo el apoyo del espacio de Cambiemos", consideró Espert. 

"Basta de endeudarse en el exterior, eso es gravísimo". 

Dujovne, Macri y Caputo

Y dijo: "Creo que lo que debería anunciar el Ministro Dujovne para calmar los ánimos es algún plan fiscal o monetario más o menos creíble. El déficit es desmedido, podría comprometerse a bajarlo en dos períodos presidenciales. Y basta de endeudarse en el exterior, eso es gravísimo".

"Pero si el ministro va a hablar de las estupideces que veo que habló Macri ayer o Carrió, que dijo que esto es por Trump, creo que estamos en un problema", expresó.

"Uno tiene que ser suicida para contratar gente con estos costos laborales"

"Acá tenemos un problema serio, que es que se hace campaña política mintiendo. Entonces cuando llegan al poder no pueden hacer nada al encontrarse con la realidad de un Estado impagable, mega deficitario, una economía cerrada al comercio y un mercado laboral donde uno tiene que ser suicida para contratar gente con estos costos laborales", consideró.

"Sería bueno para el país que hubiera alguien que no mintiera haciendo campaña aunque no gane elecciones. Creo que con este dólar tendremos una tasa de inflación alta en mayo", aseguró Espert..

"Esto de tener tantos ministros donde cada uno hace lo que se le canta es digno de una persona acomplejada, no se entiende cómo va a dividir todo en tanto. La economía es un equilibrio general, no un equilibrio parcial donde cada uno hace lo que quiere y después se juntan todas las piezas", añadió.

"Los costos que pagamos por no cambiar son estos: una inflación de un país en guerra. ¿Quién se va a volver loco por invertir en la Argentina así? Hay que cambiar, peor cambiar en serio, que no se un slogan de campaña", explicó.