Dos provincias activan una cláusula “gatillo” salarial por inflación - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 2 May 2018Miércoles, 02/05/18 atrás

Se trata de una medida que al macrismo no le gusta, porque quiere tener los números ya cerrados hasta fin de año.

Sin embargo, dos provincias han decidido reabrir paritarias por la inflación que asola al país. Para el gobierno, que sigue con atención la medida, se trata de un efecto que podría ser contagioso.

Los distritos son Córdoba y Santa Fe, donde el alza de los precios en el primer trimestre del año obligó a activar el compromiso sellado en paritarias de ajustar los aumentos por la inflación.

“En el caso de Córdoba, la primera provincia en acordar con estatales este año, el Gobierno de Juan Schiaretti anunció que recurrirá a esa cláusula porque la suba de precios en lo que va del año (6,7%) superó la pauta salarial acordada con los gremios en la paritaria 2018, que estipulaba un 6% en enero y un 5% en el segundo cuatrimestre”, según publica hoy diario La Nación.

Schiaretti, gobernador de Córdoba, fue uno de los que apeló a la cláusula gatillo

"El aumento se debe a la aplicación de la corrección de la pauta salarial acordada con las entidades gremiales representativas del personal del sector público en la paritaria de 2018, dado que la inflación acumulada en los primeros tres meses del año superó el porcentaje pautado", afirmó a través de un comunicado la administración cordobesa.

La misma situación se da en Santa Fe. La semana pasada, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, confirmó que debido a la evolución del Índice de Precios al Consumidor que mide el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos, el Gobierno provincial resolvió la entrega de un bono a los trabajadores estatales de $2.500 por única vez, así como el adelantamiento de cláusula gatillo.

"UPCN nos hizo una propuesta luego de aceptar la paritaria y modificamos la redacción de la cláusula gatillo y anunciamos este monto extraordinario para empleados estatales", explicó a La Nación el funcionario de Miguel Lifschitz, en línea con la ingeniería financiera diseñada por el ministro Gonzalo Saglione que derivó en una suba anual del 18%.