El fracking ya se usa en la obra pública mendocina - Mendoza Post
Jueves 3 May 2018Jueves, 03/05/18 atrás
porAna Montes de Oca
Periodista

"¿Cómo cree usted que se hacen las perforaciones en la Ciudad? ¿Qué piensa, que se hacen con pala?"

La pregunta no sería importante si no fuera que viene de la boca de Daniel Burrieza, director de Defensa Civil de la provincia y, más aún, porque esa pregunta fue la respuesta a qué opinaba él del método del fracking, la estimulación hidráulica para extracción de petróleo y gas no convencional.

Burrieza aseguró que las maquinas perforadoras que hacen trabajos "en la calle Buenos Aires, en la calle Lavalle, por toda la ciudad, usan agua y usan los mismos aditivos que se usan para extraer petróleo no convencional". 

Los pozos profundos no se hacen "con pala".

Biodegradables y estandarizados

El titular de Defensa Civil sabe de lo que habla porque ha trabajado muchos años en la actividad minera y petrolífera. Y expresó asombrado: "Yo no puedo creer las cosas que he llegado a escuchar,  hablan de un cóctel de 600 químicos... ¡Por favor! Yo que he trabajado años en el tema le aseguro que son alrededor de una docena. Además esos aditivos se preparan para que sean biodegradables, están estandarizados esos componentes."

"Es más, cuando usted ve que se hacen obras en la Ciudad y se hacen perforaciones esas perforaciones se hacen con máquinas, ¿no? Y esas máquinas son hidráulicas, es decir que usan agua, y ¿sabe qué usan también? Aditivos. Los mismos aditivos que se usan en las perforaciones petroleras, pero en menor escala, claro. ¿O usted pensaba que esas perforaciones se hacen con una pala?", precisó irónico. 

¿De qué lado estás?

El dato de este mini fracking en pleno centro no es menor en un momento en que la política fogonea a la sociedad para que tome una postura a favor o en contra de la fractura hidráulica. 

Desde la semana pasada no se puede hablar de otra cosa con ningún mendocino y, sea cual sea la idea, es absolutamente rígida y no hay argumentos que puedan llegar a hacer cambiar de opinión. 

Y se embarra más porque de ambos lados se han presentado estudios científicos, discursos de expertos, videos y conferencias que prueban tanto la teoría de que el fracking es un monstruo, como aquella que asegura que es totalmente inocua. 

En San Carlos hicieron un piquete, y hay once imputados.

Lo cierto es que Burrieza lo dijo: se usan los mismos aditivos, y se perfora mucho más superficialmente, es decir cerca de las napas. 

Y no pasa nada.

Habrá que revisar si se trata de una cuestión de cantidades o si, realmente, los químicos a los que tanto se les teme son, como aseguran muchos, detergentes comunes.