El PJ frackineado - Mendoza Post
Lunes 30 Abr 2018Lunes, 30/04/18 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Si se googlean las palabras “fracking” y “Mendoza”, el buscador digital demorará sólo 0,64 segundos y mostrará hasta 219 mil resultados de contenidos con estas palabras en internet.

Es un dato significativo para dimensionar cómo se condicionó la audiencia en la red por el caso de la aplicación del método de estimulación hidráulica para extraer petróleo y gas no convencional.

La cuestión de estrujar el subsuelo para dar energía no renovable es una determinación política y económica que genera polémica por el riesgo contaminante que envuelve a la actividad petrolera en sí misma.

Por eso se notó alguna ingenuidad de parte de algunos cronistas cuando dijeron que no había razón para que aparecieran agrupaciones ambientalistas denunciando al fracking, como amenaza contaminante, durante la protesta en el carrusel vendimial al inicio de marzo. A un poco más de un mes de aquel día festivo, aquí estamos, discutiendo sobre el fracking.

La idea es ver en la política y en especial en el peronismo como atravesó el tópico “fracking” y de ahí vislumbrar el destino del PJ mendocino.

Para esto hay que escuchar lo que dice el diputado provincial Gustavo Majstruc, alvearense él, quien en agosto del año pasado presentó el proyecto para suspender toda actividad de fracking en todo el territorio provincial.

Lo hizo después que “se conociera a través de los medios la habilitación de los cuatro pozos en la zona de Cerro Pencal de los cuales, hay  informes de cuestiones graves que ocurrieron con varias anormalidades”.

La condición de alvearense del legislador peronista no es menor, teniendo en cuenta la reacción popular en las calles contra el método petrolero. A tal punto que esta manifestación lo incomodó al intendente radical Walter Marcolini y lo obligó a exponer su preocupación ante el mismo gobernador Alfredo Cornejo.

Por eso Majstruc ratifica el contenido de su proyecto advirtiendo que la tendencia internacional va en contra de lo que pasa por aquí. Es decir que, países cercanos, como Uruguay; o centrales como Francia, han prohibido el fracking.

De todos modos, el principio perseguido por el proyecto de Majstruc es “precautorio”. O sea, “hasta que se sepa que el fracking no produce un daño ambiental significativo que la actividad quede restringida en la provincia”, de acuerdo a lo enunciado por el parlamentario sureño.

Nuevo mapa

En terreno partidario, admite Majstruc que el peronismo está quebrado con el kirchnerismo junto al ciurquismo por un lado y por otro el peronismo ortodoxo encarnado por los cinco intendentes.

Tanto es así que el nuevo sector peronista denominado “Podemos Vivir Mejor” se adueñó del proyecto de Majstruc y se hizo ambientalista rápidamente.

Esta situación también incómoda al autor del proyecto que aún no definió en cuál bloque se ubicará o si bien se hará un monobloque personal como ya lo ha hecho.

También se anota en la agenda de las contradicciones (que sólo les sirve a los periodistas para poner en relieve este tipo de fenómenos) que fue Cristina Fernández quien promovió la aplicación de fracking con el cuestionado acuerdo con la petrolera estadounidense Chevron para explotar el yacimiento de Vaca Muerta.

Dado este marco entonces hay que ver ahora cuál es mapa peronista modificado por la aparición de los ocho legisladores de “Podemos…”.

Con el conocido camporista Lucas Ilardo a la cabeza de los diputados se sumaron los kichneristas Marcelo Aparicio, Helio Perviú, Jorge Tanús y Omar Parisi, estos últimos dos dentro del sector Construyendo Mendoza que comanda desde el silencio Carlos Ciurca.

En el Senado, la debutante K, Natalia Vicencio presidirá el bloque integrado por el experimentado Alejandro Abraham y la referente del oeste de Godoy Cruz, Andrea Blandini.

Con este sector es con el que acercó posiciones Conejo para concretar su idea de ampliación de la Corte de 7 a 9 miembros a cambio de impulsar un proyecto de juicio por jurado de la líder de este emprendimiento K la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti.

Y este es el sector peronista que está dispuesto a colonizar los distritos donde el PJ no es gobierno. La experiencia de las últimas PASO lo ubica en una posición expectante de crecimiento.

Dentro de este sector también se ven divisiones. Por ejemplo, Unidad Ciudadana de CFK encarnado por el tándem Ilardo-Fernández Sagasti tiene serias diferencias con el también kirchnerista Guillermo Carmona y con los referentes del Movimiento Evita que apoyan a Cristina.

Mientras Construyendo Mendoza, craneado por Ciurca, ha incorporado al ex gobernador Celso Jaque reconocido prominero y petrolero por su origen malargüino.

El resto

Hay otros aspectos importantes dentro del otro fragmento peronista predominante en la actualidad donde los hermanos Bermejo (Adolfo y Alejandro) en Maipú y los Félix (Omar y Emir) en San Rafael son preeminentes, aunque mantienen sus diferencias entr sí.

Roberto Righi en Lavalle, Martín Aveiro en Tunuyán y Jorge Giménez en San Martín se mueven pendularmente de acuerdo a los vaivenes de la supervivencia política.

Por eso los conocedores internos dibujan este esquema de relaciones entre los jefes comunales peronistas. Aveiro mantiene contacto directo con el timón de los Bermejo, Giménez también “articula” con los maipucinos pero sólo para sostener estrategias para mantener el Segundo Distrito electoral. Mientras que Righi responde a los designios de los sanrafaelinos.

Se nota la atomización del fenecido sector Azul creatura del recordado Juan Carlos Mazzón quien se llevó el liderazgo que ordenaba al PJ en Mendoza y por quien fueron gobernadores Jaque y Paco Pérez.

Con una mirada más detallista aún no se sabe qué harán dos referentes lesherinos fuertes como son los ex intendentes Guillermo Amstutz quien regresó a la Legislatura como senador y Rubén Miranda actual diputado nacional quien ahora se encuentra al lado de José Luis Ramón el jefe de Protectora-PI.

Final de informe

Aseguran que el título “Podemos Vivir Mejor” nació de un desafío que algunos peronistas tradicionales le hicieron a los kirchneristas que no creían que romperían el bloque del PJ. La concreción del fracking partidario ahora dejó claro que el kirchnerismo, más algunos históricos, tienen un proyecto político-electoral.