Tres estudiantes mexicanos fueron asesinados por un cartel narco - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 25 Abr 2018

Tres estudiantes de cine desaparecidos en México hace un mes fueron asesinados y disueltos en ácido sulfúrico por un cártel de narcotraficantes que los confundió con miembros de una banda rival, un crimen que fue deplorado por el gobierno y las organizaciones de derechos humanos, informaron hoy los investigadores del caso.

Uno de los jóvenes murió por las torturas y decidieron matar a los otros dos.

El asesinato de Salomón Aceves, Marco Ávalos y Daniel Díaz en el noroeste de Jalisco, al suroeste de México, perpetrado por el Cartel Jalisco Nueva Generación, motivó además indignación entre actores y directores mexicanos.

La Fiscalía General de Jalisco confirmó el lunes que los testimonios de dos detenidos y las pruebas recabadas durante la investigación indican que los estudiantes de cine fueron asesinados y sus cuerpos introducidos en contenedores con productos químicos para disolverlos, informó la agencia de noticias EFE.

Los jóvenes llevaban desaparecidos desde el 19 de marzo pasado, cuando fueron interceptados al regreso de un rodaje por hombres armados que se identificaron como agentes de la Fiscalía estatal, de acuerdo con testigos.

Según la Fiscalía, los tres estudiantes de cine de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV) fueron confundidos con miembros de la banda rival Cartel Nueva Plaza, ya que estuvieron filmando para un trabajo universitario en una finca en Tonalá sin saber que era un refugio de los criminales de esa banda, y los secuestraron en la ruta, cuando frenaron por un desperfecto de su vehículo.

En ese momento, fueron interceptados por miembros del Cartel Jalisco Nueva Generación, que los trasladaron a una segunda casa a unos seis kilómetros de la primera.

En dicha vivienda, las autoridades encontraron chapas patentes, uniformes con logotipos de la Fiscalía General de La República y armas de uso exclusivo del Ejército.

En ese domicilio, los secuestradores interrogaron a los golpes a una de las víctimas para intentar obtener información del cartel Nueva Plaza pero el joven murió a causa del castigo, por lo que los narcotraficantes decidieron matar a los otros dos, dijo uno de los detenidos.

Los cuerpos de los tres estudiantes de cine fueron trasladados a una tercera finca en la que se presume fueron disueltos en ácido sulfúrico ya que se encontraron 46 bidones con esa sustancia y tres bañeras con restos del líquido.

Además, hallaron 18 perfiles genéticos diferentes a los de los estudiantes por lo que las autoridades sospechan que la casa fue utilizada antes para disolver más cuerpos.

"Los indicios recabados son múltiples, graves, concordantes y unívocos, y no hay indicios en contrario", dijo el el fiscal Raúl Sánchez Jiménez.