Lázaro Báez no estaba en Mendoza el día que Fariña compró el campo - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 18 Abr 2015

Una de las pruebas que podía comprometer a Lázaro Báez en la causa por presunto lavado de dinero duró poco tiempo: en las últimas horas se confirmó que el empresario kirchnerista  no viajó en uno de los aviones que solía alquilar y que aterrizó en el aeropuerto de Mendoza el día que se firmó la compra del campo por el que se lo investiga. 

Perfil indicó que en la lista de pasajeros se descarta la presencia de Báez o alguien de su entorno en ese vuelo

La información surge de la  la nómina de tripulantes que presentó ante la justicia Rogelio Cirigliano, titular de Ocean Pacific. En 2010, Báez solía alquilar el jet LV-BPL de la firma, el mismo que apareció en Mendoza el 16 de diciembre de 2010, día de la operación investigada. 

El registro de los que estuvieron en el vuelo fue efectuado por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Los que si aparecen son Javier Vergara y German Nabergoj, dos directivos de la empresa London Supply, involucrada en la causa Ciccone

En marzo de 2011, Báez terminó comprando esa aeronave según confirmó Cirigliano al diario Perfil

La Justicia aún no encuentra la forma de explicar cómo el "valijero" Leonardo Fariña llegó a Mendoza con 5 millones de dólares

Fariña compró el campo "El Carrizalejo", presuntamente por orden de Báez

Como la teoría que podía comprometer a Báez se cayó, ahora la hipótesis de que el dinero y Fariña llegaron por vía terrestre, posiblemente por vías separadas, crece con más fuerza. 

Báez había quedado bajo la lupa judicial por la compra del campo "El Carrizalejo" luego de que Fariña sostuvo mediáticamente que las tierras habían sido adquiridas por orden del empresario. 

Fariña, involucrado en una causa que investiga lavado de dinero

Luego, poco antes que Baez declarara, Fariña cambió su versión y aclaró que la operación la efectuó para Carlos Molinari, el empresario que le pagó su casamiento con la modelo Karina Jelinek. Dos años después, vendió la propiedad en 1.800.000 dólares a Roberto Erusalimsky.

Fuente: Perfil e Infobae