Time Warp: a dos años de la tragedia, no hay detenidos - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 13 Abr 2018

 El próximo lunes se cumplen dos años de la tragedia de “Time Warp Buenos Aires 2016”, la fiesta electrónica en el Centro Costa Salguero, Palermo, donde murieron cinco jóvenes y otros tantos fueron internados por consumir droga.

Según las investigaciones, en el lugar acudieron más de 20 mil personas para un espacio que no podía albergar a más de 13 mil. La masiva asistencia, la venta ilegal de éxtasis, el agua corriente cortada en los baños y los malos controles dieron paso a la tragedia que aún está sin resolver.

Como publicó un informe de diario Clarín, en unos días se cumplirán dos años de la fiesta. La causa tuvo en su momento a cuatro organizadores presos, funcionarios porteños y de prefectura procesados y tres personas prófugas.

  La causa estaba en manos del juez federal Sebastián Casanello y el fiscal federal Federico Delgado, quienes plantearon que “Tima Warp” tenía zona liberada para con la finalidad de que “dealers” vendieran drogas sintéticas y que, ante la necesidad del consumir de tomar abundante agua, establecer las botellas a $100 y cerrar el agua corriente de los baños para aumentar las ventas.  

Las pruebas de las botellas de agua tras la fiesta.

Sin embargo, el fiscal y el juez fueron apartados del caso, los presos recuperaron su libertad y hay dudas sobre la autopsias. “El juicio está lejos”, manifestaron fuentes judiciales.

El panorama es muy diverso, como detalla Clarín: los organizadores “piden que se tomen más testimonios”; los familiares de los muertos “piden más pericias” y no cree en el informe del Cuerpo Médico Forense, que sostiene que “murieron por un cóctel” de drogas sintéticas, cocaína y marihuana. “Es como decir que se suicidaron para que no haya culpables”, determinaron.

Los jóvenes que fallecieron son Martín Bazzano, Nicolás Becerra, Francisco Bertotti, Bruno Boni y Andrés Valdez. Otros cincos fueron internados en estado crítico.

Drogas encontradas en el lugar.

La disputa entre los hombres presos (que recuperaron la libertad) con Casanello y Delgado derivó en que apartaran a los magistrados de la causa. Actualmente, el juez es Marcelo Martínez Di Giorgi y el fiscal es Ramiro González, quienes necesitan más testimonios, informes toxicológicos, contrapruebas y continuar con la investigación.

“Es una causa que involucra a muchos pesos pesados, y nosotros no somos nada”, afirman los familiares. Y a casi dos años, aún no hay justicia por lo que pasó esa noche en el Centro Costa Salguero.