Retiros voluntarios, el turno de los laboratorios - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 12 Abr 2018

La multinacional farmacéutica Abbott abrió un plan de retiros voluntarios con el que busca reducir su plantel de empleados en un 20% en una de sus fábricas por menores ventas en el mercado local y la caída de contratos internacionales.

Al menos unos 50 técnicos y operarios, sobre una plantilla total de 250, ya comunicaron su decisión de acogerse al plan de retiros previo pago de una indemnización y dejar la planta que la compañía tiene en la localidad bonaerense de Florencio Varela.

Se trata de la segunda multinacional que este mes abre un plan de retiros voluntarios: la francesa Carrefour se encuentra en plena negociación con el Sindicato de Empleados de Comercio para establecer el mecanismo, al que se plegarían 1.000 empleados.

Al menos unos 50 técnicos y operarios ya comunicaron su decisión de acogerse al plan de retiros

Abbott Laboratories es una compañía farmacéutica estadounidense, fundada en Chicago en 1.888, que en la actualidad tiene aproximadamente 90.000 empleados en todos los países en los que opera.

En América Latina la firma tiene 13.000 empleados distribuidos en sus centros de innovación y desarrollo de productos farmacéuticos en la Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Perú.

Ver además: Carrefour es solo un caso testigo

Esta compañía desembarcó en la Argentina en 1937 y actualmente 1.300 empleados en seis plantas dedicadas a la fabricación y venta de dispositivos médicos y de diagnóstico, productos nutricionales y farmacéuticos genéricos.

Según informó el sitio especializado Pharmabiz, a la empresa se le cayeron en la Argentina contratos con mercados como Ecuador, Venezuela, Colombia y Canadá, países a los que enviaba diferentes productos farmacéuticos.

Carrefour fue el primer caso testigo

La noticia de este recorte en Florencio Varela llegó luego de que Abbott vendiera la planta de antibióticos de La Plata (la que fuera adquirida a la chilena Recalcine en 2014) al grupo nacional Cassará.

Por ahora, Abbott tiene operativas otras cinco plantas de producción heredadas de Recalcine: dos están ubicadas en las localidades bonaerenses de Pilar, enfocada en oncológicos; y Quilmes, centrada en inyectables liofilizados.