Maduro busca restablecer relaciones diplomáticas con España - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 12 Abr 2018Jueves, 12/04/18 atrás

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se mostró de acuerdo con reanudar las relaciones diplomáticas con España y restablecer a los embajadores en ambos países a condición de que exista "respeto en las relaciones políticas y diplomáticas entre los gobiernos", acercamiento que fue visto con beneplácito por Madrid.

"El viceministro de Relaciones Exteriores para Europa, Yván Gil, tuvo una reunión en la Cancillería española y allí se habló de restablecer los embajadores", expresó anoche Maduro en el programa "Con el Mazo dando" y subrayó: "Estoy de acuerdo que los embajadores vuelvan a las capitales, pero si hay respeto".

España y Venezuela reconocieron la conveniencia, pese a "las discrepancias y visiones profundamente divergentes", de "normalizar un diálogo bilateral" debido a los importantes vínculos que hay entre ambos países, según señaló ayer en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores español.

El 25 de enero, el gobierno venezolano declaró persona no grata al embajador español en Caracas, Jesús Silva Fernández.

En ese sentido, el presidente venezolano hizo un llamado al jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, para "arreglar" la situación porque está "de acuerdo" con que se restablezcan los embajadores, citaron medios locales y la agencia de noticias EFE.

"En base al respeto todo es posible, yo no me meto en los asuntos internos de España, en su crisis social, en la crisis económica, en la crisis de Cataluña, sé mucho de España, pero no me meto en la situación ¿por qué el gobierno de España se tiene que meter en la situación de Venezuela?", apuntó.

Maduro aseguró que cree en la diplomacia, en la palabra y en el diálogo como vía de entendimiento, pero indicó que mantendrá la "denuncia permanente" sobre las posiciones del gobierno español contra Venezuela.

Maduro busca recomponer las relaciones con España.

En enero pasado, las relaciones entre España y Venezuela se enturbiaron a raíz de las sanciones acordadas por la Unión Europea contra siete altos funcionarios venezolanos.

El 25 de ese mes el gobierno venezolano declaró persona no grata al embajador español en Caracas, Jesús Silva Fernández, por las "continuas agresiones y recurrentes actos de injerencia" del gobierno español en los asuntos de Venezuela, y le dio un plazo de 72 horas para abandonar el país.

Al día siguiente el gobierno español hizo lo mismo con el embajador de Venezuela en Madrid, Mario Isea.