Polémica por una escuela cristiana y una guía de “cómo tratar con homosexuales” - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 12 Abr 2018

Estudiantes del Instituto Cristiano Evangélico Bautista de la capital de Entre Ríos denunciaron a través de las redes sociales que los directivos del establecimiento les repartieron un material con contenido homofóbico para el dictado de clases de educación sexual integral.

Las autoridades del colegio admitieron que el material preparado por sus clases de educación sexual contenía frases como "la homosexualidad es una práctica pecaminosa" que "atenta contra el plan de Dios" y "una abominación religiosa", pero si bien negaron que haya llegado a manos de los chicos, reconocieron que "se hizo una fotocopia para empezar a trabajarlo".

Por su parte, el Consejo General de Educación (CGE), informó que el material que circuló en el Instituto Cristiano Evangélico Bautista D-122 de Paraná, no está autorizado por el organismo para ser utilizado en las aulas entrerrianas.

Este jueves, la directora de Educación de Gestión Privada, Fabiana Minatta y la coordinadora de Políticas Transversales, Nora Clari, las representantes del CGE, se reunirán con el apoderado legal y directivos de la institución, y luego visitarán la institución.

"El material al que se hace referencia está efectivamente circulando en dicho establecimiento pero, el mismo, no ha sido autorizado ni aprobado en ningún momento por el Consejo General de Educación", precisaron.

"Nunca trates de asistir a un homosexual tu sólo. Hazlo junto a dos o a tres personas más; si involucra ambos sexos mejor. Evita los encuentros prolongados y en lugares privados", arranca el texto.

El párrafo, que es parte del material fotocopiado en la escuela, pertenece al libro "Cuidado llegaron los adolescentes", escrito por José Luis Cinalli, pastor de la Iglesia de la Ciudad de Resistencia, en Chaco y fundador del Centro de Formación Misionero y Ministerial Argentino y decano del Instituto Bíblico Interdenominacional Argentino.

Mónica Marconi, directora de la escuela, dijo que el proyecto educativo del colegio "se basa en valores cristianos, por lo que todas las personas son aceptadas" y aseguró que la polémica surgió porque todo "fue sacado de contexto" ya que el material cuestionado "no se trabajó" con los alumnos.

La fotocopia asegura que "una persona es homosexual porque decide serlo. No es una enfermedad, no se trata psicológicamente. Hoy, los mismos homosexuales piden no ser discriminados, ya que siendo perfectamente normales han adoptado una vida homosexual", afirma. "A veces, detrás de la homosexualidad existe un gran temor hacia el sexo opuesto y se refugian en la homosexualidad para no enfrentar ese temor".