Cómo preparar la mejor sopa del mundo - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 16 Abr 2015

En este invierno frío, nada mejor que disfrutar de unas deliciosas sopas para toda la familia. Sencillas y exquisitas, son apreciadas por grandes y chicos. 

Manos a la obra

 1- Cocinala a fuego lento: Para que la sopa quede bien debés hervirla a fuego lento, o sea ver una o dos pequeñas burbujas en la superficie del líquido cada pocos segundos. Si ves más que eso, tu carne y verduras van a salir secas y recocidas.

2- Chequeá la cantidad de sal cada vez que pongas un nuevo ingrediente: Nada es tan crucial como condimentar la sopa correctamente. Probá y agregá sal a medida que avanzás. Aunque se puede usar una receta como guía, aprendé a confiar en tus propias papilas gustativas.



3- Lo más importante es el agua: ¿Pensás que no podés hacer una deliciosa sopa porque no tenés una base de caldo concentrado? Sólo tenés que utilizar agua en su lugar. Es mejor usar agua que un caldo inferior. Antes de agregar una lata o cubito de caldo instantáneo a tu sopa, probalo. Si no te gusta, ¿por qué querrías agregarlo a tu sopa? Un truco personal: agregá un trozo de corteza de queso parmesano. Ayudará a dar sabor a la sopa ya que hierve a fuego lento.


4- No cocines demasiado las verduras: Digamos que estás preparando una receta. Para empezar, salteás la cebolla y el ajo, luego añadís otros ingredientes, el agua, y lo dejás cocinar. Por último agregarás la calabaza, choclo, fideos. De esa manera, estos últimos ingredientes saldrán cocinados pero no blandos ni deshechos. Lo mismo ocurre para otras verduras y otras sopas: añadí las verduras de acuerdo con la cantidad de tiempo que necesitan para cocinarse.


5- No agregues tomates al principio: Si la receta lleva tomates y los agregás al principio, el ácido de los tomates puede hacer que las legumbres y las verduras queden duros. No agregues los tomates hasta los últimos 20 minutos, cuando todos los otros ingredientes están cerca de terminar de cocinarse.


6- No descuides los condimentos: Un puñado de hierbas frescas, pimienta recién molida, una pizca de queso parmesano y crujientes croutones dan un excelente toque final en términos de sabor y textura. Cuando hagas sopa de lentejas o de fideos, añade un chorrito de vinagre o de jugo de limón fresco a cada tazón, para aumentar el sabor. Otras buenas ideas de guarniciones: una cucharada de yogur o crema agria, semillas de calabaza tostadas, una cucharada de pesto.