Otra vez polémica por un hogar de la Dinaf - Mendoza Post
Lunes 9 Abr 2018
porAna Montes de Oca
Periodista

Los vecinos de uno de los hogares de niñas de Dinaf ya no saben a quién recurrir para que sus denuncias sobre lo que ven y escuchan se tomen en cuenta. Están seguros de que las niñas son maltratadas, que no van a la escuela, que a veces las “dopan” y lo peor, ven entrar y salir hombres a cualquier hora de la madrugada.

Se trata de un hogar que en febrero se instaló en plena Quinta Sección de Ciudad. “Es una casa que tiene tres dormitorios y llegaron 17 chicas. El día que vinieron vimos entrar sólo camas y colchones, y 4 sillas, nada más” relató uno de los vecinos.

En ese momento fueron a preguntar quiénes se mudaban y la mujer que está a cargo del lugar les comunicó que se trataba de un hogar de Dinaf y les alertó que “nunca hablen con ellas. Si quieren algo se dirigen a mí porque estas chicas son muy mentirosas, tienen mala conducta y siempre dicen cosas que no son”. La mujer les dijo además que “la mayoría de ellas está medicada por problemas de conducta”.

La casa está en plena Quinta Sección.

“Nosotros sabíamos que la casa no era tan grande como para tener ahí a tantas chicas, tiene un patio mínimo, por eso las vemos todo el día en la ventana. Nos sorprendió también que convivieran chicas de 17 con niñas más chicas. Hay una nena que tiene 4 años, nos lo dijo la mujer que las cuida y la vemos ir con el pintorcito del jardín cuando la viene a buscar la camioneta que la lleva. Ella va en la tarde, en el turno mañana van otras pero no son todas. No entendemos por qué no todas van a la escuela” indicó otro de los propietarios.

La preocupación creció cuando comenzaron los llantos. “En la noche a veces se escucha a la más chiquita llorar por horas. También se escucha cómo las putea y les grita la cuidadora. Hemos llamado varias vces a la policía y cuando viene el móvil la mujer no les permite entrar y tampoco se identifica cuando los policías se lo piden. Ella les dice que es un hogar de menores y que vayan a Dinaf”.

Tres de las niñas internadas.

En otra ocasión, otros vecinos fueron a la Municipalidad a pedir explicaciones. “Al otro día mandaron inspectores, porque en Ciudad hay una ordenanza que prohíbe que haya esta clase de hogares. A los inspectores tampoco les permitieron la entrada y en el municipio dijeron que no estaba habilitado”.

De hecho, aseguraron que las autoridades municipales se movieron bastante rápido: “nos recibió la Secretaria de Gobierno, Natacha Eisenchlas y después tuvimos una reunión con el intendente Suárez. Hace unos días nos enviaron el acuerdo que los abogados de Dinaf firmaron con el municipio para dejar la casa en 30 días. Ese plazo se está por cumplir y el hogar se va a trasladar, pero a nosotros nos preocupan esas niñas, no puede ser que nadie controle lo que pasa ahí adentro cuando todos los vecinos hemos llamado varias veces a la policía”, se quejó uno de los que estuvo en la reunión.

Otra de las vecinas remarcó: “las chicas nos tratan mal, nos dicen de todo, a nuestros hijos también les gritan todo el tiempo, nos escupen y nos amenazan con 'prendernos fuego el rancho', pero nosotros entendemos que ellas no tienen la culpa, son niñas que han pasado por situaciones terribles y ahora lo pasan peor. Cuando pasa el camión de basura les gritan a los empleados y después ellos vuelven, los hemos visto volver a las 2 de la mañana y ponerse a hablar con ellas por la ventana. ¿Quien asegura que no sean ellos los hombres que salen en la madrugada?”, insistió.

"Las chicas siempre están en la ventana. Cuando las retan cierran todo"


"Ajá"

Según la Directora de Hogares de la Dinaf, Belén Canafoglia, “ese hogar es muy tranquilo, la población de chicas de ese hogar es sumamente tranquila y ellas están muy contentas de estar ahí porque ahora pueden salir a pasear al centro o al parque caminando”.

Explicó que la convivencia entre niñas que están por cumplir la mayoría de edad y otras más chiquitas es porque se trata de tres hermanas que “tienen una vinculación fraterna hermosa y se ha privilegiado el no separarlas”.

La funcionaria negó que se las medicara y aseguró que cuando los vecinos refieren que cierran todas las persianas y se hace un silencio de golpe, “debe ser porque salieron a pasear”.

Ver también: "Prefería volver a que me pegaran en mi casa, que estar en un hogar de Dinaf"   

En cuanto a los llamados a la policía, Canafoglia seguró que “no es cierto que no se permita el ingreso de la policía puede ser que al inspector municipal no lo hayan dejado entrar porque no tiene nada que ver ahí”, pero admitió que “si la policía se contacta con nosotros, enviamos una 'guardia de cuidados alternativos' de la Dinaf”.

Las niñas, en la ventana del hogar.

También aclaró que “el lugar tiene condiciones de habitabilidad” y que son 4 habitaciones donde conviven 15 niñas. También precisó que las cuidadoras no tienen cama porque “ellas tienen que trabajar ahí, no dormir. La serena que se queda de noche hace trabajos de limpieza o planchado”.

En cuanto a los dichos de los vecinos alertando sobre la presencia de hombres en horas de la noche, Canafoglia dijo que “eso no puede ser porque para eso están las cuidadoras, ellas no lo permitirían”.

Sin embargo, al recordársele que en la justicia se tramitan seis denuncias de abuso sexual a menores dentro de uno de los hogares que ella dirige su respuesta fue: “Ajá”.

Tampoco pidió los nombres de los vecinos, ni las fotos y videos que le dijimos que ellos aportaron para dar cuenta de sus denuncias.

A mitades de febrero, 10 chicos se escaparon de un hogar de Dinaf. 

A mitades de marzo, una de las nenas de uno de los hogares estuvo desaparecida durante cinco días. 

Hace pocos días, se supo que la justicia investigaba el posible abuso de seis niñas que residen en uno de los hogares. 

¿Qué hace Belén Canafoglia?