Las imprecisas (y risueñas) predicciones de Pity la numeróloga - Mendoza Post
Viernes 6 Abr 2018
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción (click en autor)

Verónica Asad es todo un personaje. Conocida como “Pitty, la numeróloga”, se trata de una mujer que, de pronto, cobró celebridad en los medios de comunicación por su actividad como adivina. Nadie sabe cómo fue el puntapié inicial de su fama, pero llegó al podio de la fama.

No se distingue de otros chantas que aseguran tener poderes paranormales, solo es un poco más original por lo que proclama. Por caso, asegura decir cuál es el “karma” de las personas de acuerdo a su fecha de nacimiento. Eso sí, cobra suculentas sumas de dinero para hacer esa “encomiable labor”.

Para ver cuál es su efectividad, basta analizar la cualidad de sus predicciones. Es algo que suelo hacer con diversos adivinos, exponiendo sus propias contradicciones y fracasos.

Pitty con vaticinios imprecisos

En este caso, es imposible. Simplemente porque los vaticinios de Pitty son vagos e imprecisos, casi risueños. Algunos de ellos, pertenecientes a 2018, parecen directamente un chiste.

Por caso, a Lali Espósito le predijo que “va a estar armando un proyecto que le hará ganar más popularidad”. ¿Acaso ya no es popular?

A Lionel Messi, le auguró que “el nacimiento de su hijo le traerá mucha felicidad y consolidará su familia”. ¿A quién no le acarrea felicidad la llegada de un vástago?

Sobre Laurita y Fede Bal advirtió: “Esta pareja tiene fecha de vencimiento”. ¿No es una obviedad?

Susana Giménez tendrá un año de “viajes y mucho movimiento” para Pitty, y Marcelo Tinelli “sanará viejas heridas de índole espiritual”. Sin comentarios.

De Mirtha Legrand sostuvo: “Estará más cerca de su familia y disfrutando de la compañía de su círculo íntimo”. ¿No lo hace a diario ya?

Pitty se hizo conocida entre las celebridades

A Moria Casán le auguró un 2018 que “será bisagra” en su vida. “Va a ser un año de evolución y realización personal”, agregó. ¿Se puede ser más impreciso?

Si acaso alguien cree que se trata de una nota humorística, sepa que todo lo antedicho es textual.

Es tan irrisorio lo que vaticina Pitty que ni siquiera califica para el desafío que vengo ofreciendo hace dos décadas a todos aquellos que presumen de tener poderes paranormales.

Se trata de 10 mil dólares que se entregarán sin dudar a quien pueda demostrarlo fácticamente. Por ahora, aunque muchos lo intentaron, nadie lo ha logrado.

Y está claro que Pitty tampoco lo conseguirá.