El gobernador Cornejo y el juez Palermo estuvieron cara a cara - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 3 Abr 2018

Luego de la discusión por la extensa licencia del miembro de la Suprema Corte de Mendoza, Omar Palermo —quien pidió “permiso” de seis meses para hacer un “post doctorado” en Alemania—, en Tribunales se dio el encuentro que todos esperaban.

Por un lado, el magistrado “supremo”; por el otro, el gobernador Alfredo Cornejo. Ambos se vieron cara a cara en el marco del acto de inicio de actividades para la implementación de la Ley 9040, que impulsa el Fuero Penal Colegiado de la Provincia de Mendoza. 

Cornejo habla: detrás, Palermo.

Omar Palermo, evitó las preguntas de los periodistas y sólo mencionó que “estamos en un acto muy importante, donde se va a poner en ejecución ´el fuero colegiado penal. No voy a formular declaraciones. Vamos a informar a la Legislatura como corresponde, vamos a rendir cuentas como corresponde”.

El juez Valerio, junto al Gobernador.

Hoy comenzó a funcionar, en la Primera Circunscripción, la implementación de la Ley 9040, que modifica el rol de los juzgados y tribunales penales en Mendoza al convertirlos en cuerpos plurales.

Esto implica mayor celeridad en los procesos judiciales, ya que con la nueva ley todos los jueces deberán estar disponibles para atender causas de las distintas competencias: flagrancia, garantías, correccional y ejecución penal. Por otro lado, la ausencia de un juez no implicará la suspensión de la audiencia.

“Es un avance significativo en materia de administración de Justicia”, señaló Cornejo, quien sostuvo que “con esta reforma, aspiramos a contar con una política de procedimientos ágiles, que se sostenga en el tiempo. Que la agilidad del tratamiento en la Justicia permita que siga detenido quien no respete el pedido de una convivencia en paz de nuestros ciudadanos”.

Algunos de los funcionarios presentes.

El Gobernador aseguró que “no ha habido política más efectiva que la de detener a las personas violentas en la calle y guardarlas en la Penitenciaria, aisladas de la sociedad que quiere vivir en paz”.

En este sentido, el mandatario provincial subrayó que las “reformas en los diferentes códigos procesales” que se han puesto en marcha “con el fin de acelerar los procesos”. A modo de ejemplo, citó que se logró en 2017 “una tasa de homicidio del 5,1%, que no teníamos desde hacía casi 20 años en la provincia; un descenso de los robos agravados del 43% en 2016, con respecto al 2015, y de 35% en 2017, con respecto a 2016”.