La barra de Boca, con Di Zeo a la cabeza, apretó duramente al plantel - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 31 Mar 2018

Un nuevo capítulo de violencia y coacción vivió el fútbol argentino. La barra brava de Boca Juniors apretó al plantel y le exigió a los jugadores "ganar la Copa Libertadores y la Superliga".

Este domingo a las 17:45 horas Boca recibirá a Talleres. Puntero y escolta chocarán con 6 puntos de diferencia entre sí.

La derrota ante River en la Supercopa Argentina, el empate en el último minuto ante Atlético Tucumán y la previa de la "final" ante Talleres de Córdoba motivaron a la facción más extrema de la hinchada del Xeneize a realizar una "visita" al entrenamiento.

Di Zeo una vez más protagonista de un apriete y un hecho violento.

Rafael Di Zeo y otros 15 integrantes de La 12 ingresaron al entrenamiento en Casa Amarilla pese a que la práctica era a puertas cerradas con el objetivo de meterle presión a los jugadores.

El Diario Olé contó la movida de los violentos con lujo de detalles: primero entró una persona con un chaleco con capucha. Habló con el encargado de seguridad del portón de la calle Arzobispo Espinoza e ingresó al complejo. Otra persona del club se acercó al lugar y dio el OK para la entrada de tres autos con vidrios polarizados. El hincha que pasó primero se acercó a uno de los coches y entregó su chaleco por la ventanilla.

Pérez, Wanchope y Pavón en la práctica de Boca.

De ese vehículo bajó Rafael Di Zeo, algo escondido con el chaleco y la capucha. Otros 15 barras lo acompañaban. Y juntos caminaron por la vereda que está entre la Bombonerita y la cancha número 3 y se dirigieron sin que nadie los detuviera hacia donde están los jugadores. 

Luego algunos integrantes del plantel quisieron desdramatizar el apriete, de unos 25 minutos de duración, diciendo que había sido "una charla pactada". No obstante otro futbolista confesó que "no fue un clima amenazante pero sí condicionante".

Guillermo busca hacer reaccionar a su equipo tras el golpe ante River.