Masiva marcha en Paris por el crimen de una sobreviviente del Holocausto - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 28 Mar 2018

Miles de personas marcharon hoy en París para expresar su repudio al asesinato de Marielle Knoll, una anciana de 85 años que sobrevivió al Holocausto y que la semana pasada fue víctima de lo que las autoridades investigan como un posible ataque antisemita.

En medio de la conmoción y la unidad de una marea humana, el clima de la llamada Marcha Blanca quedó ensombrecido por el abucheo contra dos dirigentes que finalmente tuvieron que irse, custodiados por la Policía: la líder del principal partido de extrema derecha y heredera de una fuerza que ha relativizado el Holocausto, Marine Le Pen, y el máximo referente electoral de la izquierda en Francia, Jean-Luc Mélenchon.

Mientras la primera mantiene un enfrentamiento con la comunidad judía en Francia por sus posiciones antisemitas, el segundo tiene una mala relación con miembros de la cúpula de la colectividad por diferencias políticas, como por ejemplo su apoyo a la causa palestina en el conflicto con Israel.

Marielle Knoll.

Pero más allá de ese momento de tensión, la marcha convocó en paz a gran parte del arco político y a miles de parisinos, quienes aún recuerdan el doloroso y vergonzoso pasado colaboracionista de gran parte del país durante la Segunda Guerra Mundial.

Knoll había nacido en París en 1932, en el período de entre guerras y había logrado escapar de una masiva razzia nazi en 1942.

El ministro del Interior, Gérard Collomb; la alcaldesa de París, Anne Hidalgo; y otros importantes políticos se acercaron a la Place de la Nation, en el este de la capital, para la marcha que finalizó frente al domicilio de la mujer asesinada.

Knoll fue hallada muerta el viernes pasado en su casa en París, que había sido incendiada. Según versiones periodísticas, dos jovenes hombres la atacaron y uno de ellos gritó Alá es el más grande, el tradicional grito de los combatientes islamistas.

Las autoridades sólo confirmaron que dos sospechosos quedaron en prisión preventiva y que sospechan que se trató de un ataque antisemita.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, no participó de la marcha, pero sí asistió hoy al entierro de Knoll, que fue cerrado al público, según informaron fuentes cercanas al Palacio del Elíseo a la agencia de noticias DPA.

Macron también participó hoy en el funeral del teniente coronel Arnaud Beltrame, quien falleció durante una toma de rehenes la semana pasada en un supermercado de Trèbes, en el sur del país, tras intercambiarse por una rehén.

"Tanto el terrorista de Trebes como el asesino de Mireille Knoll niegan el valor de la vida, deshonran nuestros valores sagrados y nuestra memoria", escribió Macron en su cuenta de Twitter.

La violenta muerte de Knoll conmocionó a Francia y causó un gran revuelo a nivel mundial.

Los franceses repudiaron el crimen.

La Cancillería israelí afirmó que estaba "en shock por el atroz asesinato" de Knoll y destacó que el crimen "subraya la necesidad de seguir combatiendo al antisemitismo en todas sus formas".

Según cifras oficiales, la comunidad judía sufrió casi un tercio de los crímenes de odio registrados en Francia el año pasado, pese a que representa menos del 1% de la población.