¿Es riesgoso tomar un crédito UVA? - Mendoza Post
Viernes 23 Mar 2018
porFlorencia Silva
Editora Post

El secretario de Vivienda del Ministerio de Interior de la Nación, Iván Kerr, sostuvo días atrás que lo que buscan desde los créditos Procrear para evitar el impacto de la suba del dólar es "llevarlo todo a UVA" y aseguró que los primeros dos meses del año mantuvieron el mismo nivel que en 2017, año en que hubo un "boom" de créditos.

En Argentina los préstamos hipotecarios llegaron a la cifra de $133.838 millones el año pasado. La proyección para este año es duplicar esa cifra, incrementando la participación de los bancos privados. En dólares los créditos en 2017 llegaron a US$ 7.200 millones. En 2016 fueron de US$ 4.300. El número de beneficiados trepó a 220.000.

Sin embargo, la incertidumbre por los vaivenes de nuestra economía aún genera temor, tanto en quienes ya han tomado un crédito  UVA y en quienes estudian hacerlo. Por la inflación, por la suba del dólar que a la larga impacta en los precios, y porque es raro que el cliente sepa a ciencia cierta cómo se calcula cada cuota. Lo mismo por el aumento de los salarios, siempre menor a la inflación. O casi siempre.

Hay que decir que el UVA es que es un crédito ajustable en el que se actualizará tanto la cuota y el capital, por la unidad UVA que evoluciona en forma similar a la inflación. Este crédito se compone por una tasa que varía entre 6 y 10%, según el banco, más el ajuste de las cuotas correspondiente al índice inflacionario.

Al respecto, para analizar los puntos claves, consultamos a diversos economistas. Aquí, un resumen,

¿Cómo funcionan los créditos UVA? 

Es un préstamo que se ajusta por Unidades de Valor Adquisitivo (UVAs), una unidad de medida creada por el Banco Central para fomentar el crédito inmobiliario, que se publica diariamente. Ayer, el valor fue de 22,49 pesos. La tasa contratada queda fija a lo largo de la vida del préstamo. La deuda queda fijada enUVAs

Esto significa que el crédito UVA está atado a un indice de variación de precios, considerando que el salario además crece de manera parecida a la inflación. Para este año se espera una inflación "oficial" del 20% (será mayor) y el salario se espera que crezca entre el 15% y el 20%. 

Los créditos UVA reactivaron el mercado inmobiliario.

¿Cuál es el riesgo de los créditos UVA?

En teoría, si se cumple al pie de la letra lo que dice la reglamentación las cuotas a lo largo de un año no pueden aumentar de modo que las cuotas superen el 25 % del sueldo del tomador. Eso ya funciona como un seguro. El Gobierno está pensando en mecanismos de seguros adicionales, pero en este contexto de inflación previsible aunque alta y un crecimiento del salario también previsible, no debería existir mayor riesgo.

Cabe destacar que estos mecanismos adicionales que anunció el Gobierno Nacional a fines de 2017, son un sistema de seguros para los tomadores de créditos hipotecarios Procrear que consiste en el pago la prima de un seguro que cubra el eventual no pago del crédito en un tiempo.

Desde ambos sectores miran con miedo. El deudor tiene miedo de que le suba mucho la cuota y los bancos tienen reservas de que la cuota no aumente lo suficiente en función del valor del inmueble. Aunque cabe destacar que este sistema es un éxito desde hace muchos años en países como Chile, donde mantienen una inflación baja.

Para muchas familias, los créditos UVA son la única opción.

Claro que en Argentina siempre hay sorpresas y crisis cíclicas. Si hubiese una devaluación, por ejemplo, del 200 por ciento, eso sí que pondría en riesgo el sistema de créditos UVA. Aunque no hay nada de ello en el horizonte, por más que el precio del dólar presiona hacia arriba y el BCRA vende para sostenerlo alrededor de los 20,50 pesos.

¿Es recomendable tomar un crédito UVA?

Para mucha gente es la única opción. Porque gracias al mecanismo UVA bajan los ingresos mínimos requeridos para ser sujeto de crédito, gracias a estas operatorias hay familias a quienes les piden certificar un ingreso mínimo de 30.000 pesos mensuales, y no es una cifra descabellada de reunir si trabaja más de un miembro del núcleo familiar. Desde ese punto de vista, y siempre que no se desborde la inflación, el UVA es recomendable. Lo que sí es seguro es que ante un "crack" económico, una hipótesis que hoy no está en el horizonte, no perderían sólo los clientes. También los bancos, por el sistema de seguros.

Por otro lado, los créditos UVA son muy convenientes para aquellas personas y familias que "empatan" o le ganan a la inflación. De lo contrario, deberán usar porciones mayores de su sueldo, para pagar la cuota.

Informe: Florencia Silva.