Post: Mendoza PostMartes 13 Mar 2018Martes, 13/03/18 atrás

El plantel y cuerpo técnico boquense llegaron tres horas y media después de lo previsto originalmente nuestra provincia por inconvenientes con el avión que los debía transportar desde Buenos Aires, lo que provocó el fastidio de su cuerpo técnico.

La delegación debían salir a las 14.10 desde el Aeroparque Metropolitano pero lo hizo tres horas y media más tarde rumbo a El Plumerillo y, recién a las 19.30, encabezados por los mellizos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto, que no podían ocultar su fastidio, pisaron los umbrales del hotel donde estarán alojados de cara al superclásico de mañana ante River Plate por la Supercopa Argentina.

Nández y Goltz; atrás, Tevez.

Cuando los jugadores subieron al avión en Aeroparque percibieron que en su interior había una alta temperatura, a raíz de una falla de un motor, por lo que tuvieron que cambiar de máquina, operatoria que demoró más de tres horas.

Lo curioso fue que el segundo avión, de la empresa de charters aéreos Flyest, también tuvo dificultades a la hora de carretear antes del despegue.

El grupo se completará mañana con la llegada de los juveniles que entrenan con la primera y que presenciarán el partido de este miércoles en el Malvinas Argentinas. Todos se hospedarán en el Arena Maipú.

Wilmar Barrios, uno de los jugadores más queridos por los hinchas de Boca.