Arranca hoy el juicio oral por el prostíbulo VIP de Mendoza - Mendoza Post
Jueves 30 Abr 2015
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción (click en autor)

El caso es conocido, aunque ya parece bien lejano: el 6 de febrero de 2013, la Dirección Provincial del Registro de Personas Desaparecidas, recibió un llamado anónimo por parte de una mujer que aseguraba haber escapado de un prostíbulo denominado Pyme Vip.

Ello motorizó una investigación que culminó con el allanamiento, el 1º de mayo del mismo año, de un local ubicado en la calle 25 de Mayo 1114. El procedimiento estuvo a cargo de personal de Gendarmería Nacional, acompañado por un equipo de Contingencia para el Rescate y Asistencia y Acompañamiento a Personas damnificadas por el Delito de Trata de Personas de Mendoza.

A partir de ese momento, comenzó una trama de novela que involucró a oportunos proxenetas y funcionarios de la municipalidad de la Ciudad de Mendoza y que este jueves comenzará su juicio oral.

Lo curioso es que el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 1 de Mendoza decidirá la suerte de los siete imputados de este expediente un día antes de que se cumplan dos años de ocurrido el puntapié inicial de la investigación, es decir, mañana.

Será en el marco del expediente Nº 18.283/C “Fiscal c/ Sole, Sebastián M. y otros s/Av. Inf. Art. 145 bis C.P.” donde se investiga la trata de mujeres con fines de explotación sexual y el lavado de activos en la ciudad de Mendoza.

En esa causa judicial se encuentra procesado con prisión preventiva Sebastián Marcelo Solé, por ser “cabeza” del prostíbulo y se hizo lo propio con Paola Carolina González, sindicada de ser la encargada del local.

En el expediente aparecen mencionados inspectores municipales de la Capital

También fueron procesados judicialmente Cristian Alfredo Prado, el médico Osvaldo Ramón Pastorino —quien fue liberado luego, pago de fianza mediante—, y el inspector municipal Raúl Cuquejo. A este último se lo acusó de omitir la ejecución de las normas relativas al control sobre el local.

Para respaldar las imputaciones, los investigadores judiciales se basaron en la documentación que hallaron a través de la docena de allanamientos efectuados en diversos lugares de la Capital mendocina y Luján de Cuyo.

Gracias a los papeles descubiertos —a los cuales se sumaron teléfonos celulares y comprometedora folletería—, la Justicia imputó por cohecho a un policía federal llamado Ángel Arias.

Todos ellos estarán hoy en el banquillo de los acusados.  Y se les sumarán: Cristian Alfredo Prado Mendoza, sindicado como proveedor de los elementos para su funcionamiento; Gustavo Marcelo Torres Aguilar, imputado como partícipe trata; y Nadia Gisela Haro Selis, esposa de Solé.