Investigador mendocino habla de "avances" en la industria de la cebolla - Mendoza Post
Por: Agencia NAMiércoles 7 Mar 2018

Más del 70 % de la cebolla argentina se produce con mejoramiento genético del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), lo que permite tener un amplio porcentaje de variedades de esta hortaliza que se utilizan en lotes de escala comercial.

Este logro será uno de los temas del 21.° Seminario de Cebolla del Mercosur, que llega por primera vez al país y se realizará los días 15, 16 y 17 de marzo en Hilario Ascasubi (Buenos Aires).

La cebolla es la segunda hortaliza más producida a escala mundial, la más exportada de la Argentina –junto con el ajo– y motiva un gran campo de estudio, que recibe los aportes de los especialistas del INTA.

La cebolla es la segunda hortaliza más producida a escala mundial y la más exportada de la Argentina.

De hecho, más del 70 % de las variedades elegidas para la producción comercial proviene de programas de mejoramiento genético del instituto, sumado al conocimiento aplicado a tecnología de producción de semillas, siembra, riego, cosecha, manejo sanitario, poscosecha y caracterización de germoplasma.

Claudio Galmarini, coordinador del Programa Nacional de Hortalizas, Flores y Aromáticas del INTA, destacó que "la continuidad del trabajo de mejoramiento genético de cebolla por más de cinco décadas ha permitido la obtención de cultivares que son utilizados por productores de todo el país".

En este sentido, el investigador del INTA La ConsultaMendoza– aseguró que el desarrollo de nueva genética apunta a "ampliar la oferta de variedades con buen desempeño productivo que contribuyan a aumentar las exportaciones y a diversificar la oferta dirigida al mercado interno".

El 21° Seminario de Cebolla del Mercosur se realizará los días 15, 16 y 17 de marzo en Hilario Ascasubi, Buenos Aires.

Las variedades obtenidas por el INTA son de polinización abierta, condición que les permite a los productores extraer sus semillas y multiplicarlas a lo largo de las campañas.

La Argentina se destaca entre los exportadores de cebolla fresca y deshidratada de América Latina, en un mapa que tiene a Brasil como principal destino y, en menor medida, al Mercado Común Europeo.

En el caso de la cebolla deshidratada, alrededor del 90 % de los materiales que emplea la industria provienen de programas de mejora del instituto.

Hay cebollas de verdeo, cebollas de catáfilas amarilla o bronceada, las preferidas por el consumidor argentino.

"En general, las variedades obtenidas se desarrollaron mediante un convenio de vinculación tecnológica con la empresa Unilever", puntualizó el especialista.

Hay cebollas de verdeo, cebollas de catáfilas amarilla o bronceada –las preferidas por el consumidor argentino–, blanca – aptas para deshidratado– y colorada.