Se filtró el perfil psicológico de Nahir Galarza - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 3 Mar 2018

Nahir Galarza, de 19 años, está acusada de asesinar de dos balazos a su novio, Fernando Pastorino. El caso atrajo la atención por diversas situaciones y aunque ella confesó el crimen, la investigación y peritajes arrojan periódicamente datos sorprendentes.

Tales el caso de su perfil psiquiátrico. Se filtró el examen que le realizó el forense de la causa, quien determinó que Nahir presenta "baja tolerancia a la frustración con tendencia a la irritabilidad y desregulación emocional como rasgos de personalidad".

El psiquiatra entrevistó durante tres días a la joven y elevó su informe el 27 de febrero pasado, según  publicó diario La Nación

El documento firmado por Ghiglione es uno de los últimos elementos que se sumó a la batería de peritajes que incluyeron el arma de fuego, los teléfonos celulares de Fernando y Nahir y la autopsia del joven.

Sobre la desregulación emocional, expertos consultados por este medio, explicaron que se trata de una reacción desmedida ante una determinada situación que no debería despertar una actitud violenta o agresiva.

En el informe, el perito determinó que las facultades mentales " se encontraban compensadas" y que Nahir puede diferenciar entre lo bueno y lo malo, lo lícito y lo ilícito.

Además, explicó que la joven estudiante de abogacía no presenta síntomas de estrés postraumático. Pero, fuera de las consultas del profesional, Nahir le dijo que tenía un antecedente traumático por unos "agravios verbales" de Fernando Pastorizzo que habrían ocurrido dos años antes del crimen y que desde ese momento tenía angustia. Sin embargo, al ser consultada por el lugar, la fecha, y la forma (telefónica o presencial) en que fue agredida por Pastorizzo, dijo no recordarlo.

¿Qué hace Nahir en la cárcel?

Durante sus encuentros con el psiquiatra, Nahir le contó que desde que está detenida en la cárcel del Menor y la Mujer tiene problemas para dormir, por lo que se le recetó clonazepam. Además, le dijo que sigue una dieta sana y que solo come la comida que le lleva su madre, Yamina.

En el informe también se habla de "cierta ideación de tinte obsesivo" ligado a tener las manos sucias que la lleva a lavarse las manos en reiteradas oportunidades, sin llegar a ser un TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo).

También contó que tiene una buena relación con sus padres en el último tiempo, pero que, a partir de los 15 años tuvo roces por los controles que le imponían, principalmente, para sus horarios de salidas.

Para Ghiglione, Nahir no tiene problemas de atención, memoria, conciencia, pensamiento, juicio, entendimiento, inteligencia, voluntad, ni apetito. Sí presenta alteraciones en la afectividad y el sueño.