El almuerzo de Bodegas, un "cumple de 15" - Mendoza Post
Sábado 3 Mar 2018
porAna Montes de Oca
Periodista

En el agasajo vendimial de Bodegas de Argentina, que viene siendo la fiesta de 15 de la niña “vitivinicultura”, los discursos referidos a lo que se sostiene en política vitivinícola giraron en torno a mejorar la producción y adecuarse a la demanda del mercado.

En primer lugar, Walter Bressia, anfitrión del encuentro, señaló que “tenemos que aprender de nuestros errores y producir lo que pide el mercado”. En la misma línea se expresó el ministro de Agroindustria Luis Miguel Etchevere, quien dijo “yo no les voy a explicar que tienen competidores que están todo el tiempo pensando cómo ganar mercados. El consumidor cambia de gustos, a ver qué muñeca tienen ustedes”, aunque aseguró que en el gobierno tienen “un aliado de fierro”.

Walter Bressia, presidente de Bodegas de Argentina.

Finalmente, el gobernador Alfredo Cornejo aceptó la caída por tercer año consecutivo del consumo del vino, pero indicó que, gracias a los esfuerzos de este gobierno “de equilibrar en 2 años el déficit que era de un 7%, genera ahora un clima de negocios y posibilidad de exportaciones que no tienen otras provincias”.

Lo cierto es que el agasajo no es un momento para tirarse palos. Los padres festejan y sonríen, y esperan que la hija les agradezca, después de todo, es la que paga la fiesta.

Por eso, a pesar de que existen ciertas tensiones, todos se tiran flores y apenas dejan escapar un reclamito, como hizo Bressia cuando dijo que “salir del cepo cambiario y adecuar el tipo de cambio era algo que pedíamos, pero la inflación nos comió ese beneficio”.

El ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere junto al gobernador Cornejo. 

De todos modos, en consonancia con las aspiraciones de captar nuevos mercados y adecuarse a “las demandas del mercado”, los tres discursos apuntaron más a seguir al “muevecopas pelotudo” que quiere convertir al vino en algo elitista y caro, que a volver al vino común en la mesa de los argentinos. Por eso Cornejo y Etchevere insistieron con la reconversión hacia varietales finos y a mirar hacia el mercado exterior, algo que también es el objetivo de las importantes bodegas de Mendoza.

Mientras la fiesta transcurre y se parte la torta, en una mesa de atrás están las niñeras que han criado a la quinceañera, viendo cómo le auguran un futuro promisiorio al que sólo podrá llegar si la mandan al más caro de los colegios. Pero saben que no hay forma de que se pague la matrícula.

Las autoridades en el agasajo vendimial de Bodegas de Argentina.