¿Debe tener Mendoza un avión sanitario? - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 11 Abr 2015

El caso trascendió esta semana y sorprendió a propios y ajenos: se trata del culebrón de Daniela Correa, quien se encadenó en el Hospital Notti a efectos de lograr que su hija de dos años —que sufre un cuadro de hipoxia (deficiencia severa de oxígeno) encefálica— sea trasladada a Rosario, su lugar de origen

Luego de varias idas y vueltas, la mujer logró viajar en un avión sanitario dispuesto por los ministerios de Salud de Mendoza y Buenos Aires. Acto seguido, comenzó a instalarse la incómoda pregunta: ¿Necesita o no necesita Mendoza un avión sanitario?

En enero de 2014, quien había instalado la inquietud fue el entonces ministro de Salud, Matías Roby, quien luego de recorrer en helicóptero varios hospitales de la provincia —junto con su par de Seguridad, Leonardo Comperatore—propuso reciclar un viejo avión sanitario ya existente. Ello ante la imposibilidad de comprar un bimotor por el precio del dólar.

El caso de Daniela Correa reinstaló la discusión

La idea finalmente no prosperó y apareció una nueva propuesta, surgida de la discusión entre el director de la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas (DACC) Marcos Scipioni, el entonces ministro de Agroindustria Marcelo Barg y el gobernador Francisco Pérez.

La idea fue la de utilizar alguno de los cuatro aviones antigranizo con los que cuenta la provincia como aviones sanitarios. 

De esta manera, no solo se resolvería la carencia de una aeronave para cubrir cuestiones de salud, sino que además se lograría que esos aviones no estén parados durante tantos meses al año.

No se trata de debilitar la lucha antigranizo, explicó Scipioni, ya que se seguiría manteniendo la flota de cuatro aviones para sembrar las tormentas de ioduro de plata. Se trata en realidad de aprovecharlos durante la temporada que no está en uso.

¿Los aviones antigranizo podrían servir como sanitarios?

Actualmente, las naves antigranizo se utilizan durante los cinco meses de tormenta, pero después el uso disminuye frecuentemente. “El costo de tenerlos parado es mayor que el de funcionamiento, porque algunos repuestos se vencen por horas, se los use o no”, explicó hace tiempo Scipioni a un diario mendocino.

La otra cara del asunto

Tener un avión sanitario parece la solución, a simple vista. Sin embargo, hay una historia de escándalos detrás de su utilización, que involucra a conocidos gobernadores.

Por caso, en 2010 el mandatario tucumano José Alperovich gastó 36,9 millones de pesos para quedarse con un Learjet 60XR (matrícula LV-CKA), catalogado como el mejor jet en poder de una provincia, tanto por la tecnología como por el confort.

No obstante, dos años más tarde se comprobó que su adquisición no tenía nada que ver con la mejora de la salud de los tucumanos.

En 2012, Morena Guadalupe Caciccio Fernández, una beba de 10 meses, murió mientras esperaba ser trasladada por el avión sanitario de Tucumán, que en esos momentos estaba siendo utilizado por Alperovich.

Alperovich en medio del escándalo

Hechos similares ocurrieron en Santa Cruz, incluso durante la gobernación de Néstor Kirchner. El más reciente fue en diciembre de 2006, cuando Saturnina Cárdenas murió en Río Gallegos: el avión oficial, un Cessna Citation, no pudo ser despachado porque estaba siendo usado por el vicegobernador Carlos Sancho y Alicia Kirchner.

En julio de 2013, se dio otro caso, pero en Salta. Fue cuando la presidenta de la Fundación Hemofilia, Roxana Quinteros, denunció que un nene de dos años esperó más de 12 horas el avión sanitario de la provincia.

En Mendoza, como se dijo, no hay avión sanitario. Francisco Pérez usa la clase Business de Aerolíneas Argentinas. “Si los llama Cristina, a veces viaja en el avión del gobernador sanjuanino José Luis Gioja (con una nutrida flota) y después hace un tramo en auto”, contó un funcionario nacional a diario Clarín a mediados del año pasado.

El gobernador de Mendoza firmó el decreto 1745/12 para que sus funcionarios sigan el ejemplo, excepto cuando Aerolíneas no cubra la ruta o sus vuelos estén llenos.

Pérez no quiere avión sanitario

Igualmente, Pérez nunca perdió la esperanza de tener su aeronave. Apenas asumió, negoció con un empresario mendocino. Cuando la noticia saltó a los medios, abortó la operación.

Entonces, ¿en qué quedamos?

No hay dudas de que es necesario tener un medio de transporte para casos como el que ocurrió esta semana con Daniela Correa. No hace falta que sea un avión, podría ser tal vez un helicóptero.

A su vez, podría ser un transporte que se alquile, no hay por qué comprarlo. Ello después de evaluar cuántas veces y en qué magnitud haría falta su utilización.

¿Podría un helicóptero reemplazar al avión sanitario?

Nelly Ganim, de la cartera de Salud de Tucumán asegura que, “para que el Gobierno ponga a disposición el avión sanitario debe ser una urgencia; las autoridades del Subsidio reciben en mesa de entrada el pedido de derivación; si dice ‘avión sanitario’ es una urgencia y se inicia el trámite inmediatamente”.

El servicio en Tucumán está disponible para cualquier persona, “incluso si no cuenta con cobertura médica”, explica Ganim.

Suena interesante aunque, como ya se vio, el servicio es proclive a los abusos políticos. La discusión se ha reinstalado, será cuestión de manejarla con profesionalidad y de acuerdo a los intereses de todos los mendocinos.