Después del Atuel, ¿se viene el conflicto por el Río Diamante? - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 25 Feb 2018

La data del conflicto que ostenta Mendoza con La Pampa por el Río Atuel, se remonta a 1947, cuando se inauguró el embalse El Nihuil, formado en el departamento San Rafael con aguas del Río Atuel, que actualmente se destinan a regadío y generación de electricidad. La provincia de La Pampa demandó a Mendoza ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación por considerar que una parte de su población ha sido privada del derecho al uso del agua, y se ha incumplido una decisión judicial. 

Básicamente, alega que el Atuel llega casi sin agua porque Mendoza extrae más de lo que es justo y admisible.

El conflicto, que actualmente está en su punto más álgido, ha generado alarma en el sector productivo del sur mendocino, que puede perder miles de hectáreas de riego en caso de que la vecina provincia salga victoriosa del litigio. 

Pero hay una preocupación aún mayor, según detalla este domingo Diario de San Rafael, un posible fallo favorable a La Pampa puede ser un precedente para seguir litigando por compartir el manejo de más ríos que atañen a Mendoza y uno de ellos es el Río Diamante.

El debate puede centrarse en torno a la presa Los Blancos, en el Valle de Uco, y un nuevo reclamo de La Pampa por la cuenca del Río Desaguadero y sus afluentes, entre los que se encuentra el Diamante. 

La Cuenca del Desaguadero comprende a las Provincias de Catamarca, La Rioja, San Juan, San Luis, Mendoza, Buenos Aires y La Pampa, y sus principales afluentes son los ríos Jáchal, San Juan, Mendoza, Tunuyán, Diamante y Atuel, que se originan por los deshielos de la Cordillera de los Andes, y según sostiene La Pampa, se ven disminuidos por las obras de los diques aguas arriba. 

Hace unas semanas, cuando se dijo que durante este año podría hacerse el llamado a licitación de la represa Los Blancos por parte del Gobierno nacional, el pedido de La Pampa fue llamar a una reunión de la comisión del Río Desaguadero.

El propio gobernador de La Pampa, Carlos Verna, elevó en ese momento una nota al Gobierno nacional remarcando que “el llamado a licitación para este año 2018 de la represa Los Blancos I y II, ubicadas sobre el río Tunuyán, afluente de la cuenca del río Desaguadero-Salado, lesiona severamente la soberanía hídrica de la provincia de La Pampa”. 

Conflicto nuevo en puerta.