¿Cómo se comunican los que nunca llamaron por teléfono? - Mendoza Post
¿Cómo se comunican los que nunca llamaron por teléfono?

La nueva “generación muda”, en una entrevista imperdible.

¿Cómo se comunican los que nunca llamaron por teléfono?

Por: Mendoza PostSábado 24 Feb 2018

Una gran cantidad de jóvenes se crío en otra época o al menos parece en cuanto a la forma de comunicarse. Muchos de ellos nunca realizaron ni realizan una llamada por teléfono.

Entonces: ¿cómo se comunican la nueva “generación muda”?

La BBC reveló una conversación de un joven británico de apenas 25 años, un claro ejemplo de cómo se comunica esta nueva era.

- Sinceramente, no puedo recordar la última vez que hice una llamada. Creo que nunca hice una en toda mi vida.

- ¿Nunca?

- No, nunca. Creo que no llegó a surgir.

Todo indica que hablar por celular está pasando de moda, esto dio lugar a una pregunta: ¿la fiebre por los mensajes está creando una “generación muda”?

"La Generación Smartphone no está preparada para la adultez" (y tiene menos sexo y bebe menos alcohol)

La fiebre por los mensajes está creando una "generación muda".

¿Qué significa realmente ser un "millennial"?

La "generación muda" es el fenómeno por el que vemos que la gente joven prefiere enviar mensajes de texto y usar las redes sociales para comunicarse, en lugar de llamar por teléfono o tener una conversación con otra persona", le cuenta a la BBC el psicólogo de negocios Dimitrios Tsivrikos, del University College de Londres (UCL), en Reino Unido.

"Escribo a mis amigos en WhatsApp, Twitter, a veces en Facebook Messenger... cualquier cosa que implique teclear", dice Laura, una joven británica.

Y mostrando su teléfono frente a la cámara, desliza el dedo frenéticamente por la pantalla navegando a través de "días y días de mensajes".

Esta generación prefiere mandarse mensajes que hablarse en persona.

Mensajería instantánea

Como ella, muchos otros jóvenes en todo el mundo eligen esa forma de comunicarse: la llamada "mensajería instantánea".

Incluso, ese tipo de comunicación es la más habitual entre los jóvenes británicos de 16 a 24 años, de acuerdo con el Ofcom Communications and Market Report de 2017, un informe que elabora todos los años la compañía reguladora de las telecomunicaciones en Reino Unido.

El 49% de los adolescentes admiten que envían mensajes instantáneos a otras personas aunque estén en la misma habitación, según ese mismo estudio.

Y una investigación en Estados Unidos, según se explica en el libro "The App Generation" (Gardner y Davis, 2014), encontró que el 92% de los adolescentes del país jamás usa sus celulares para hacer llamadas de voz.

Pero, ¿por qué escribir en lugar de llamar?

"Obviamente, llamar es lo más fácil. Pero, simplemente, no me gusta", asegura Laura.

Y agrega: "Es, probablemente, una cosa generacional. Nuestros padres y abuelos solo tenían teléfonos fijos y nunca tuvieron móviles. O algo parecido".

"Es algo generacional", aseguran los propios jóvenes.

"No me gusta. Pero sé que es una parte importante a la hora de establecer una conexión con alguien".

Y en una investigación de la revista estadounidense Fast Companyse lee que "las habilidades interpersonales —como comunicación, liderazgo, responsabilidad y trabajo en equipo— son las que más faltan en esta nueva generación de trabajadores".

Darren lo ha experimentado personalmente.

"Tardé cinco años en responder a una llamada telefónica de mi jefa. Cuando le contesté a la llamada, me dijo: '¡Oh, Darren, contestaste!'. Y yo le respondí: '¡Sorpresa!".

"Es una generación que no necesita descolgar el teléfono porque están acostumbrados a interacciones por texto en su celular de una manera mucho más compleja", dice Scott.

"Están marcando sus pautas. Y tienen derecho a eso. La gente joven tiene derecho a decir: 'Nosotros no lo hacemos como ustedes. Así es como nos comunicamos, es una forma distinta'. Y ese es un patrón de cambio que se repite también en la moda, la música y la cultura... y en cómo la gente elige comunicarse".

Este tipo de comportamientos complica la sociabilización.