Atuel: las fotos que le dan la razón a Mendoza - Mendoza Post
Atuel: las fotos que le dan la razón a Mendoza

Un relevamiento en sitios clave demuestra el abundante caudal y la recuperación del ecosistema del noroeste vecino. Hoy se reunirían Verna y Cornejo.

Atuel: las fotos que le dan la razón a Mendoza

Lunes 19 Feb 2018
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Una serie de imágenes y videos contenidos en un informe de 453 páginas aportado por el gobierno de Mendoza a sus colegas de La Pampa y a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, demuestra que la posición pampeana respecto del uso del agua del río Atuel es absolutamente irrazonable. Les sobra el agua. Las imágenes fueron obtenidas entre el 27 y el 28 de diciembre del año pasado, hace menos de dos meses, en vuelos y recorridos realizados por técnicos mendocinos para relevar la zona que –dicen en La Pampa- se ha “desertificado”. Las fotos, demuestran lo contrario. Además, a 24 horas de que venzan los plazos para un acuerdo o que la Corte diga cuánta agua debe llegarle a La Pampa, los gobernadores de ambas provincias Alfredo Cornejo y Carlos Verna se reunirían hoy, en el marco del Consejo Interjurisdiccional del Atuel Inferior. Las reuniones han sido, hasta ahora, infructuosas.

En la zona que el gobierno pampeano ha promocionado como un ejemplo de desertificación por culpa de Mendoza, hay agua más que suficiente para mantener un humedal considerable y una cantidad importante de especies de flora y fauna. Para cualquier persona poco informada, las fotos podrían haber sido tomadas de cualquier lugar selvático del mundo. Agua, verde abundante, aves y peces por todos lados. En el informe, y en una presentación ante la Corte, cada imagen fue geolocalizada y datada, para evitar desmentidas.

Imagen del 28 de diciembre, en la zona de Algarrobo del Aguila.

Las imágenes, a las que el POST tuvo acceso, fueron obtenidas por el gobierno de Mendoza en vuelos e inspecciones técnicas en el noroeste de La Pampa, epicentro del conflicto por el Atuel durante más de 40 años, y sobre cuya zona la Corte Suprema ordenó erogar un caudal suficiente como para “recuperar el sistema ecológico”, en un fallo de diciembre del año pasado. Sobre ese caudal no hay acuerdo entre ambas provincias y mañana vencen los plazos para lograrlo. Mendoza hizo una propuesta técnica de 1,3 metros por segundo, lo que permitiría generar un humedal tal como se ve en las fotos, cuando ese caudal circulaba por el Atuel en el momento de obtener las imágenes. Pero La Pampa exige más del triple, lo que equivaldría a retrotraer el río a su estado natural, sin las represas de los Nihuiles, y sin importar lo que ocurra en Mendoza. La posición de La Pampa se simplifica sólo en satisfacer la demanda que han planteado, sin haber hecho ni una sola obra en todos estos años para regar mejor el noroeste de su provincia, ni para aprovechar el agua del Río Colorado, más al sur, con acueductos.

El informe técnico

El informe presentado por Mendoza en el marco del CIAI incluye una cantidad importante de objeciones de La Pampa. Y es el marco de ese informe, que se hicieron los vuelos de reconocimiento. “Las tareas desarrolladas radicaron en la inspección visual durante el vuelo de reconocimiento con punteo de GPS de sitios de interés (cruce de rutas, desbordes de río, puentes, localidades, etc.) para luego poder mejorar la apreciación por vía terrestre” dice el informe que el sábado fue girado a los pampeanos, y que aquí se puede ver completo:

“En cuanto al segundo tipo de tareas las mismas se concentraron en la recolección de datos en terreno de parámetros físico-químicos en cuerpos de agua en el sur de la provincia de Mendoza y noroeste de la provincia de La Pampa, y observación del estado ecológico mediante visualización de especies de flora y fauna. En ambos casos se tomaron fotografías de las zonas y sitios observados” explica. Los vuelos partieron desde el aeródromo de General Alvear para demostrar el estado de los humedales en toda la cuenca inferior del Atuel, e incluso en el río Salado. Luego, se recorrieron esos lugares “de acceso público” dice el informe, a pie, para medir pH (acidez y alcalinidad), salinidad del agua y conductividad eléctrica. Todo, para sustentar que con los actuales 1,3 m3 de agua, la zona del noreste pampeano tiene suficiente agua del Atuel. Los índices químicos se relevaron para medir parámetros que permitirán establecer la “recuperación ecológica” del lugar, como ordenó la Corte. “Con el agua que están recibiendo ahora, el noroeste pampeano se está recuperando… y muy bien… Las fotos fueron tomadas cuando se estaban erogando 1,3 m3 que es nuestra propuesta” dijo un funcionario mendocino que trabaja en la disputa con La Pampa. “Están sobrados” dijo, en tono coloquial y a modo de resumen.

Ayer, fuentes del gobierno dijeron que Cornejo y Verna se reunirían nuevamente hoy, aunque puede que no haya ningún tipo de acuerdo, como no lo hubo hasta ahora. Sin embargo, tanto el informe técnico como la presentación judicial que resume la posición de Mendoza, dejan en claro que La Pampa no necesita el agua que está pidiendo. En ese sentido, las fotos y las mediciones científicas, les dan la razón a los mendocinos. Aunque habrá que esperar la última palabra del alto tribunal.

Aquí, algunas de las fotos obtenidas en el lugar, que Mendoza usó como base de un plan progresivo de recuperación en La Pampa:

 

Todas las imágenes fueron obtenidas en diciembre del año pasado. Y forman parte del informe técnico final aportado por Mendoza.

Claves

1. La historia del conflicto. La disputa entre Mendoza y La Pampa por las aguas del río Atuel comenzó en 1947 con la construcción de la Represa El Nihuil en 1947. Desde entonces, La Pampa comenzó a reclamar hasta que, en 1987, la Corte Suprema de Justicia de la Nación reconoció a La Pampa derechos sobre el Atuel, pero antes, dio a Mendoza el derecho de resguardar agua suficiente para el riego de 75.000 hectáreas. Mendoza nunca lo logró.

2. El riego y el agua. La Pampa y Mendoza tienen una extensión parecida. Pero en Mendoza llueve la mitad que en La Pampa. Mendoza tiene una superficie cultivada de 333.700 ha. El total está regado con sistemas que requirieron inversión. La Pampa cultiva 802.500 hectáreas, y sólo tiene bajo sistemas de riego 68 kilómetros cuadrados. El resto de su área cultivable es Pampa Húmeda, donde llueve y el agua cae sola.

3. El Atuel. El 80 % de la cuenca del Atuel de casi 900 kilómetros está en Mendoza. El 20 %, en el noroeste de La Pampa. El 100 % del río nace en Mendoza. El 98 % de la población que cultiva o vive en la cuenca del Atuel está en Mendoza, el 2 %, en La Pampa.

4. Inversiones. El río Atuel es la única fuente importante de agua del sur mendocino. Pero La Pampa tiene además el río Colorado, cuyo manejo comparte con las provincias de Río Negro y Neuquén, y de Buenos Aires. La Pampa tiene permiso para regar 110.000 hectáreas con agua del Colorado, y sólo riega 8.000 has. No obstante, no hizo en estos 40 años ninguna obra útil para llevar agua del Colorado a las zonas de Santa Isabel y Algarrobo del Águila. Todos los acueductos que salen del Colorado llevan agua a la zona Centro-Este de La Pampa. A su vez,Mendoza invirtió más de 150 millones de dólares para aprovechar mejor el Atuel.

5. El nuevo fallo y el desacuerdo. El 1 de diciembre del año pasado la Corte Suprema de Justicia de la Nación llamó a ponerse de acuerdo en un caudal (cantidad de agua) que Mendoza debe dar a La Pampa, de manera de recomponer el ecosistema, un concepto de derecho ambiental que existe ahora y que no estaba contemplado en el fallo de 1987. Mendoza propuso entregar 1,3 m3 por segundo de caudal. La oferta incluyó profusos estudios técnicos que demuestran que ceder un caudal mayor, significaría un perjuicio para la población mendocina de la cuenca del Atuel. Los pampeanos pidieron 4,5 m3 por segundo, lo que dejaría sin agua a los mendocinos del sur. Y se han negado hasta ahora a aceptar cualquier propuesta distinta. El conflicto tendría que terminar con una decisión de la Corte, sobre el caudal. Y en la identificación y desarrollo de nuevas fuentes de agua.