Con inteligencia artificial, Pescarmona se enfoca en el cambio climático - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 16 Feb 2018

 La firma Sitrack, de Lucas Pescarmona, lanzó recientemente un innovador sistema para minimizar pérdidas en infraestructura, cosechas y vidas humanas, provocadas por eventos climáticos como inundaciones y sequías

Se trata de AI Hydro, un desarrollo que utiliza Inteligencia Artificial para procesar en tiempo real datos hídricos, atmosféricos y de suelo, y permite tomar decisiones basadas en modelos matemáticos predictivos.

"Es una herramienta que ayuda a dar la mejor respuesta ante un evento climático extremo, y reducir los daños económicos y sociales", describió ayer a El Cronista Roberto Lagos, CEO de Sitrack, junto a Enrique Pescarmona

Lucas Pescarmona

(Foto: Clarín)

Cambio climático

Según el Banco Mundial, las catástrofes ambientales le cuestan a la Argentina un 8% de su PBI, y las inundaciones son el evento climático que mayores pérdidas generan.

"Fue una idea que tuve en una noche de insomnio

La génesis del proyecto, en el que trabajó un equipo de matemáticos, físicos, ingenieros y economistas locales, se remonta a comienzos del año pasado. 

Enrique Pescarmona

"Fue una idea que tuve en una noche de insomnio", afirma Enrique. "Al otro día lo llamé a mi hijo y le dije: no puede ser que se pierda tanto en cada inundación". Ingeniero al fin, le propuso "buscar una solución tecnológica, que no sólo nos sirva a nosotros, como empresa de infraestructura, sino que le sirva a la gente, y no sólo en Argentina, porque este es un problema global".

De este modo, "convocamos a los mejores profesionales del país, y en diez meses logramos un desarrollo que es innovador en el mundo y ya fue patentado para exportar conocimiento", comentó Lucas Pescarmona. 

Sitrack

Sitrack fue creada hace 18 años como un desprendimiento del grupo Pescarmona, enfocado en el "monitoreo de datos móviles a distancia". 

Con su experiencia en el diseño de sensores, captura y procesamiento de datos, en este nuevo desarrollo sumaron IA y "machine learning", que "emula el funcionamiento del cerebro a la hora de tomar decisiones, sólo que lo hace mucho más rápido, y con la ventaja de que la máquina sigue aprendiendo en forma autónoma", explicó desde el Balseiro Oscar García Peyrano.

En este proyecto se invirtieron u$s 1,2 millón y se revisaron más de 20 patentes internacionales de sistemas similares pero "no tan completos como el nuestro", aseguró Pescarmona padre. 

Clientes

Los principales clientes para este desarrollo son productores agropecuarios y empresas, pero fundamentalmente los gobiernos locales, que deben tomar decisiones para minimizar daños. 

"El sistema les ayudará a definir cómo desviar el agua, pero no para proteger un campo o sector en particular, sino con una visión de conjunto", señaló Lucas. 

"El próximo paso será ayudarlos a decidir qué hacer con el agua dulce que, con cada inundación o desborde del río, estamos tirando al mar, cuando podríamos aprovecharla para riego o para generar energía", apuntó Pescarmona padre, quien resignó el año pasado el control de la empresa familiar IMPSA (de la que hoy conserva 35% de las acciones).