La inflación en EE.UU complica a Argentina - Mendoza Post
La inflación en EE.UU complica a Argentina

La inflación interanual quedó en el 2,1% y existe el temor de que una suba de las tasas complique el financiamiento externo del país.

La inflación en EE.UU complica a Argentina

Por: Mendoza PostMiércoles 14 Feb 2018

El índice de precios al consumidor (IPC) de los Estados Unidos creció 0,5% en enero, por encima de las previsiones del 0,3% de los analistas, y representó el mayor aumento mensual en cinco meses.

De este modo, la inflación interanual quedó en el 2,1 %, informó hoy el Departamento de Trabajo estadounidense.

El dato, que confirma las presiones inflacionarias en EE.UU., aumenta las probabilidades de un nuevo alza de las tasas de interés, actualmente entre 1,25 % y 1,5 %, por parte de la Reserva Federal (Fed) en su reunión de marzo.

¿Cómo afecta a Argentina?

Esto repercute de inmediato en Argentina ya que un incremento de las tasas de interés implica automáticamente un aumento en el costo del financiamiento para el país. 

Por lo tanto, la suba de la  inflación norteamericana tiene un impacto negativo directo en el plan del Gobierno de Mauricio Macri de salir a financiar con emisión de deuda el déficit fiscal.

Además, la suba de las tasas norteamericanas provocaría un menor ingreso de dólares al mercado y una suba en la cotización que el gobierno trata de contener. 

De acuerdo con la información oficial, el incremento del 0,5% en enero último representa el mayor aumento mensual de los precios en cinco meses.

El informe del Departamento de Trabajo indicó que la suba fue "generalizada", al registrar incrementos en la gasolina, ropa, vivienda, sanidad y automóviles.

Sin tener en cuenta los precios de los alimentos y la energía, que son los más volátiles, el IPC subyacente registró en enero un alza del 0,3 %, y el dato interanual quedó en el 1,8%, igual que en el informe previo.

Durante los últimos meses, particularmente desde mediados del año pasado, la inflación en EE.UU. se ha ido acelerando y aproximando a la meta anual del 2 % fijada por la Reserva Federal estadounidense.