Consejos para ahorrar combustible en época de aumentos - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 8 Abr 2015

El país enfrenta la tercera suba de combustible en el año que asciende al 1%, hecho que según el presidente de la Federación de Entidades de Combustibles bonaerense, Luis Malchiodi, seguirá repitiéndose todos los meses hasta que se iguale el precio al de antes de que se aplicara la baja del 5% en diciembre del año pasado.

“Escuchamos la palabra ‘cupos’ y ‘aumento del parque automotor’, como causa principal del aumento y desabastecimiento del combustible, mientras tanto, el ciudadano común, debe soportar largas colas, la mayor parte del tiempo es fuera de las instalaciones de la estación de servicio”, plantea la Asociación Riojana del Consumidor.

Bajarse del auto y andar en colectivo ayuda a ahorrar.

“La espera es no menor a dos horas, sin contar con el estado de psicosis colectiva que conlleva la falta de naftas”, destaca ARCo. Ante esta realidad advierte que “el desabastecimiento es una clara infracción a Ley de Defensa al Consumidor 24.240, Ley 20.680 de Abastecimiento, la Ley Nº 25.156 de Defensa de la Competencia y la Ley Nº 22.802 de Lealtad Comercial y por sobre todo a la Constitución Nacional”.

Manejar a una velocidad constante también disminuye el consumo.


De esta manera y “ante la inactividad de nuestras autoridades y con el fin de ahorrar combustible”, recomienda a los consumidores:

Elegir siempre caminos o vías más cortas o menos congestionadas.

En lo posible, evitar el uso del aire acondicionado, dado a que el mismo puede provocar el aumento de consumo del combustible hasta un 22%.

No sobrecargar demasiado el vehículo que será otra causal más de aumento en el consumo hasta un 38% aproximadamente.

Consultar periódicamente con su mecánico de confianza ya que podemos detectar alguna falla en el motor que pueda ocasionar también un fuerte aumento en el consumo.

Si tuviera que trasladarse a distancias muy cortas, directamente se les recomienda utilizar el transporte público.

Para distancias cortas es mejor usar el transporte público.


Revisar con bastante atención la presión de los neumáticos (por cada 0,3 libras menos de presión se aumenta en un 3% el consumo).

Cambiar cuando corresponde el aceite, las bujías y los filtros pues de lo contrario se puede aumentar el consumo. Incluso el uso de un aceite incorrecto puede aumentarlo.

La revolución del motor debe ser correcta (una revolución demasiada alta provoca serios aumentos de consumo).

Cuando vamos a salir en el vehículo, arrancar el motor sin acelerar y comenzar la marcha lo antes posible. Luego al manejar, debemos procurar circular a una velocidad uniforme, sin aceleraciones y deceleraciones bruscas, que nos obligan a ir en marchas más cortas o a revolucionar más el coche. En resumen, hay que mantener la velocidad y procurar no tocar el pedal del freno.