Crónicas del subsuelo: Refundación de Mendoza y monopolio legítimo del Circo - Mendoza Post
Lunes 5 Feb 2018
porMarcelo Padilla

Quinto semestre. Medimos los días con centímetro de carpintero. Los días entre sí no se reconocen, son parecidos por la nubosidad permanente y el ahogamiento templario. Las noches en los patios sueltan su producción tropical en el desierto hóspito. La ciudad ha sido fundada nuevamente y una ciudadanía obediente a las normas respeta por cansancio el reglamento de convivencia. No celebra. Es una refundación abúlica sin aplausos ni participación. Tampoco son meros espectadores porque a la función de la refundación no fue invitada la señora ni el señor. Se invita a “la sumisión de la norma” y el silencio. Para sacar fotos necesarias. La gente agradece el arreglo de las calles. “La refundación del cemento”: calles más amplias, acequias diseñadas anti/antaño. Es el progreso que ya no necesita de la transformación y el asombro. La sectorización urbana ha profundizado la identidad desmadrada del discurso originario. La oscuridad continúa en las zonas dispuestas para el ritual del tótem. El “tabú del incesto” es un tema superado por nuevas reglas de parentesco que calendulizan el arte del veganismo interior. “La flor de la caléndula” se corta desde el tallo de la planta, luego se hierve, queda el té. Podes acompañarlo con chis queik de zapallo. Mierda comen en los descampados, mierda de los animales del zoológico. De la mano de la refundación de la ciudad ocurre la zoologización de las gentes de a pie. Es simplemente un traslado. Cierran las jaulas de los bichos, queda bien, los niños ven a los animales por el celular y punto. A otra cosa. Los que quedan vivos, duermen. Cada animal tiene su medicación que impide movimientos carcelarios. Los animales antes se escondían en sus cuevas y de vez en cuando la pantera –sobre todos los monos culo rojo- daba unas vueltas acercándose al alambrado, y los culo rojo en el hedor primitivo.

Deseosos no. Cansinos. Hoy no se sabe del paradero. Dicen que los llevarían a África para desplegarlos a todos (aunque sean de otros orígenes geográficos) en el bioma de los tenues arbustos. Hay un periodo de adaptación en la casa del “Criador de Gorilas”. Calle Roberto Artl, S/N. Por streaming seguiremos el tratamiento en un YouTube National Geographic Mendoza. El monitoreo y puesta punto de la transmisión será realizada por el Canal Estatal que no se nombra para no levantar polvareda. Los últimos días del papagayo se transmitirán en vivo para darle desde el teléfono miles de emoticones de caritas con una lágrima. Es el plan de concientización sobre la diversidad de la fauna más espectacular que se haya visto. Empieza en vendimia. Habrá aplicaciones especiales para turistas que tendrán conexión en el propio Cerro de la Gloria.
Mendoza se conecta al mundo. El área de cultura tiene un perímetro específico destinado a las fogatas con música del cadáver de Jorge Marziali. Nosotros también tenemos días de los muertos. El giño del viaje a Cuba de los funcionarios culturales es para ofrecer trueque entre los países. Cuba necesita animales africanos viejos y la provincia una selfie con las autoridades en la Plaza de la Revolución con los puños levantados. A cambio…convenios firmados para alojar cubanos en las plazas retiradas.

Programas para el quinto semestre. No importan las escuelas, importa la norma y el ítem. De una buena vez. Febrero es vendimia en los departamentos. Todo sucede on line. A las reinas las eligen los editores de espectáculos y los críticos de arte de los medios. Que sí/que no/ que sí/ que no/ que sí/ que no. Que no para mostrar la independencia con el poder político. Las otras noticias se copian y se pegan de los diarios madres. Télam nunca fue confiable. Hay quienes no comprenden. Adaptarse así, el circo cuesta caro. Es el “monopolio legítimo del circo weberiano”. La refundación del PAN (partido autonomista nacional) y las leds. El arte de retroceder 120 años. Por eso la defensa del animal y la sugerencia del sésamo, el lino y chía. Persecución a las harinas, veganismo al palo para cambiar nuestros hambrientos estilos de vida. Ya no importan las mineras. Ni el agua. Ni las inundaciones. Ni las escuelas, ni los hospitales. El proyecto consiste unificar un sistema destructivo con fundaciones de filántropos que aceleren la adopción de las pautas. El quinto semestre es cemento y pautas. Reglas, normas, prohibiciones. La dictadura de la salud aumenta el pan.