Quincho: El regreso del bandidaje, interna filosa, y una boda - Mendoza Post
Quincho: El regreso del bandidaje, interna filosa, y una boda

El municipio de Santa Rosa es un escándalo. Cómo viene la interna del PD, que cierra listas. Fulbito político con Cornejo. A prepararse para la fiesta del año.

Quincho: El regreso del bandidaje, interna filosa, y una boda

Por: Mendoza PostDomingo 4 Feb 2018

El olor particular de los langostinos dorándose en la plancha había inundado el quincho. Extraña mezcla de Patagonia, México y Mediterráneo. Julián los preparaba “curando” con un diente de ajo la plancha a todo lo largo y ancho, la calentaba con brasas y algo de llama, y luego doraba los langostinos en apenas un poco de oliva, sal marina, y un toque de salsa tabasco. El resultado era increíble. Mientras, en el horno de barro prepararía dos filetes enormes de salmón rosado a los que sólo agregaría pimienta recién molida, sal, y manteca derretida con algo de aceite de oliva y hojas de salvia. 

Los langostinos a la plancha.

El gordo había vuelto de las vacaciones con los sabores marinos a cuestas, feliz del reencuentro con sus amigos. Y aunque era militante de que cada quien tomase el vino que se le antojase con la comida que quisiera, el calor agobiante de Mendoza -en un día en el que el país entero era un horno- le había impulsado a abrir –en serie- tres botellas de un Sauvignon Blanc chileno que le habían traído unos amigos del otro lado de la cordillera. No se sintió un hereje al agregarle unos cubitos de hielo mientras hacía los preparativos para la cena.

El Ruso leía, tranquilo, los datos disponibles sobre los concursos para entrar al Estado.

- Con qué poco el Alfredo se genera imagen positiva. Decime si esto no debería ser lo normal en el funcionamiento de un gobierno…- dijo el hombre de los negocios del grupete. El gordo sabía que su amigo tenía razón, pero apenas respondió con un encogimiento de hombros. Entre los gremios -muchos de origen peronista o de izquierda- y los gobiernos del PJ, y antes los radicales; habían puesto un candado a los puestos estatales, que sólo se abría para los amigos o para generar clientelismo.

Todo estaba listo para arrancar con la primera cena del año. Mientras llevaba unos panes horneados a la mesa, Julián miró de reojo el cuadro que ornamenta la pared norte del quincho, la que da a Las Heras Little Bite. El general, preocupado, jugaba con unas runas, intentando dilucidar el futuro de un peronismo al que se le veía bien complicado.

(- Y eso que Macri está haciendo fuerza para que por lo menos le compliquen las elecciones…-) dijo el gordo para sí, y rumbeó para la mesa. Habría algunas semanas de agite político que convenía anticipar.

Los muchachos se acomodaron rápido alrededor de la cena marina. Todos eran fanáticos de las maravillas culinarias del mar, y el salmón que había preparado Julián invitaba a viajes misteriosos. De fondo, sonaba “All about that bass”, cuando Julián decidió conectarlo “al inflador” al Omar, el radical-radical-radical que habla con todos, hasta con los del otro lado.

- Omar… me parece un descaro total que en el gobierno decidan meter la cuchara tan fuerte en la interna del Partido Demócrata. No hay derecho… A ver… los gansos tienen 60.000 afiliados… y no van a votar más que unas 2.500 personas… con suerte… ¿Por qué no los dejan en paz?

Balter y Niven, casi divorciados del gobierno.

- Es simple. Porque forman parte de Cambia Mendoza, porque no pueden estar en el frente con condiciones, o están o no están, o están, o se va. No se puede estar negociando con el Partido Demócrata, con Balter, Niven, y los demás, cada vez que necesitemos una ley que está difícil. Por eso, apoyamos a los frentistas, que llevan a Diego Arenas y Josefina Canale.

- ¿Y ese apoyo cómo es? – preguntó con malicia Ludovico, que militaba en el PRO, pero guardaba en algún rincón de su corazoncito su afiliación demócrata.

- Nuestros intendentes están esperando la orden para intervenir. A ver amigos… Cambiemos, Cambia Mendoza, son muy importantes en la concepción frentista del gobierno. No lo vamos a estar arriesgando por una elección de cargos partidarios…- dijo el Omar. El gordo le miraba alelado. Este radicalismo ya se sabía todas las jugarretas peronistas, como cuando el “Chueco” hacía el milagro, frotaba la lámpara, y aparecía un tercero a dividir para que ganase el justicialismo.

- ¿Y qué información hay? – quiso saber el gordo, ya más metido en el tema, mientras traía los langostinos a la mesa. Un verdadero manjar.

- Los dos grupos están laburando como para ir a elecciones el 18 de marzo y no arreglar. Marcos Niven va a ser el candidato a presidente del oficialismo partidario. Están recorriendo departamentos a tiempo completo. A la tarde, con los 37 grados que achicharraban todo, Marcos se fue a “armar” en La Paz. Los de Balter y Niven se van a presentar en los 18 departamentos. Eligen una parva de candidatos. De mínima, 51 miembros de cada Junta Directiva local, hasta 80 si votan por convencionales, más la junta directiva provincial, delegados, una convención de 400 personas… Sólo de candidatos, tenés como 2.000 personas. La verdad, el que lleve más gente a votar ese día, y movilice en serio a los 50 de cada departamento, gana. La oposición también está armando como para no bajarse y pelear la conducción, pero bueno. No sé si alcanzan a hacer listas en todos lados. Por eso el otro día fue una “delegación” futbolera a San Martín, con el gobernador a la cabeza, para hacer un picadito con asado y charla política con José “Pipo” Álvarez, aquel “ganso” presidente de Montecaseros, cooperativista, y con influencia en San Martín. Tuvo tal promoción aquel partido, que hasta Balter lo llamó a Pipo para hablar del PD y de la interna…- contó el Omar.

Cornejo, fútbol y  política.

- ¿Pero qué pasó? – se interesó el ruso, mientras le quitaba el caparazón a un langostino para homenajearlo como corresponde.

- Fue 4 a 4. Se abusó la pierna fuerte, Cornejo las pedía todas, las tocaba todas, distribuía y daba las órdenes, y hasta le hizo un gol de penal al “Gorrión” Bernabé. Néstor Majul fue al arco y no desentonó. Muy mal el técnico del equipo de Cornejo. No lo pusieron al demócrata Richard Battagión, el presidente de Aysam, por un problema de vestuario.

- ¿Se peleó con alguien antes de salir a jugar? – se alarmó el gordo. Conocía el carácter apacible de Richard desde hacía años.

- No. Pero se puso una malla azul más para Luján Playa con Campari que para el fútbol, y unas medias tres cuartos, que no lo hicieron apropiado para la alineación. Por eso te digo. Fue problema de “vestuario”. No hubo alargue y habrá revancha.

La foto que habla.

- ¡Jajajajaaaa! En lo político, te pregunto…- insistió el Ruso.

- Hubo asado, muy distendido, unas cervezas Corona bien heladas, y se habló de la falta de “feeling” entre el sector de Balter y Niven y el gobierno, a raíz de la famosa ley de ampliación de la Corte, que el gobernador terminó congelando hasta tener los votos para aprobarla, ya que el PD se las bloqueó con argumentos muy, pero muy duros. Y como Pipo Álvarez maneja en el Este una agenda muy importante, lo que hace Cornejo es hablar con los dirigentes menos contaminados de la rosca gansa de Capital, Godoy Cruz y Luján.

- Pero Pipo no se va a mater…- especuló el gordo, mientras servía las primeras porciones de salmón.

- Pipo podría ser una “tercera opción” si se construye una lista de unidad, donde el presidente no sea ni de Balter, ni de los frentistas. Vamos a ver… Quedan cinco días para el cierre de listas. Aún puede pasar de todo…- especuló el Omar, y la mesa cambió de tema.

Santa Rosa, un despelote tras otro

Julián había dejado lo mejor para bien entrada la cena, y sacó el “talonario” de facturas.

- Omar… me podés explicar “con peras y manzanas” lo que pasa en Santa Rosa. Cómo puede ser… primera vez que gobiernan y son un desastre… al punto que los propios concejales radicales denuncian corrupción… ¿Qué les pasa? - preguntó el dueño de casa, y se sentó a disfrutar el espectáculo.

El Omar terminó su salmón, bebió un generoso trago de Sauvignon Blanc, y arrancó.

- Todo el mundo sabe que en Santa Rosa hay un tipo, Marcos Nuarte, el secretario de gobierno, que no ha dejado despelote sin hacer, sobreprecios, pagos raros, de todo. Negocios por todos lados, que ya son inocultables. Lo que nadie entiende es por qué Norma Trigo ha decidido protegerlo, y bancarse que todo el mundo la putee, por los negociados de Nuarte. Algunos tienen la idea de que la intendenta en realidad es una persona insegura, muy manipulable, y que a través de una relación… no sé… de Nuarte con la hermana de Norma… el tipo maneja todo lo que se hace en la municipalidad de Santa Rosa…- arrancó el radical del grupete.

- Eso más o menos se sabía… ¿pero pasó algo más? – interrogó Ludovico, interesado.

- Sí. El viernes, Trigo les pidió las renuncias a directores municipales de Obras Públicas, de Compras, de Recursos Humanos, de Educación y de Desarrollo Económico. Dijo que no le eran leales y los echó. Esta gente militaba con el sector de Walter Soto, el senador radical que hizo rancho aparte del bloque junto a Raúl Ferrer, de Las Heras. Todo esto fue en medio de un despelote por unos cheques. Parece que el jueves Nuarte había ordenado “desenterrar” un expediente de diciembre y pagar tres cheques por un total de 30.000 pesos a un abogado de Tunuyán. Una suerte de contrato de “ñoqui”, porque por el departamento nunca se lo vio al tal abogado. Justamente por eso, hubo funcionarios que no querían pagar la cuenta, y el expediente estaba medio cajoneado. El asunto es que a los gritos, apretando, con insultos, y vociferando que se hace lo que él dice, Nuarte ordenó pagar los cheques al abogado amigo –recordemos que el propio Nuarte es de Tunuyán, también- y no hubo caso. La última resistencia es el contador del Municipio, Jorge “Turco” José, que armó un escándalo monumental para no pagar…- contó el Omar, y suavizó el garguero con un trago de vino bien fresco. Siguió el relato.

Nuarte, Trigo y Susana Balbo.

- El asunto es que la cosa se tensó tanto, los concejales de la UCR y Soto están haciendo rancho aparte de Norma Trigo. Ya pidieron que se vaya Nuarte, no hay retroceso, y lo hicieron con un comunicado durísimo denunciando corrupción. Además, en la próxima sesión van a insistir con la comisión investigadora por la muerte de Leonela, la nena electrocutada. Qué se yo… Nadie entiende bien el extraño influjo que Nuarte ejerce sobre Norma Trigo, o cómo es la relación de influencia a través de la hermana de la intendenta…- contó el Omar.

- Dale, si acá todos nos chupamos el dedo… ¿Este no es el tipo que investigaron en el POST? – quiso saber el gordo.

- Sí. Y todo se fue comprobando. Y el tipo mintió, operó como hace con todo, sembró injurias por todos lados. Consiguió que Trigo diga delante de funcionarios, que sectores radicales enfrentados a ella le pagaron al POST por las investigaciones… Una burrada total… Se merece el juicio político por embustera… y por bancarlo a Nuarte… vamos a ver qué dicen ahora, que la propia gente del partido está pidiendo que lo rajen…- insistió el Omar, y se zampó otro trozo de salmón, que estaba riquísimo.

- ¿Y en el gobierno no dicen palabra? – preguntó el gordo.

- Están hartos de Nuarte y de Trigo, pero a la intendenta la van a bancar hasta que termine el mandato. Tampoco entienden por qué lo sostiene a este tipo, sospechado de todos los negocios que se te ocurran. Vamos a ver…- contó el Omar.

La cena fue llegando a su fin, con una última reflexión del gordo.

- Muchachos… primera juntada del año después de la feria judicial y legislativa, y de las vacaciones de los políticos, y no hablamos palabra del peronismo… ¿qué pasa?

- Pasa que los compañeros no quieren ni aparecer. Están huérfanos de toda orfandad. Al punto que algunos hablan con De Marchi, otros quieren cascotear todo lo que haga Cornejo, los intendentes no quieren que nadie les rompa las pelotas y prefieren llevarse bien con el Alfredo, y ahí andan… complicados…- resumió Ludovico.

Después del café y los postres, los amigos partieron calle abajo, rumbo a los autos, en medio de una noche infernal de calurosa.

- Gordo… qué lindo y movido va a estar el año… ¿Qué se sabe del “medio afín”?

- Que este año habrá “boda afín” y que la lista de invitados será un lujete. Podrán hacer algo bueno y divertido… con los cientos de millones de mangos de publicidad oficial que se llevaron en estos últimos 13 años… en una de esas, hay una gran fiesta y capaz que hasta el “nene afín” trae el Pagani para pasear a los novios…

- ¡Jajajajaaaaa! No creo es un auto de 2,4 palos verdes… ¿Quién te contó eso?

- El “hombre atrás de las cortinas”-

- ¿Quién?

- Ese… el “hombre atrás de las cortinas” Deberían conocerlo… operaba para el Federal…

- ¿Qué Federal?

- El Federal… bolas… ¿Cuántos hay?

- Qué garrón la tragedia… ¿Cuándo hará el segundo túnel a Chile? ¿No lo iban a hacer el año que viene?

- Está complicado. Es muchísima guita. La presupuestaron, pero un amigo del gobierno nacional me dijo que a lo mejor alcance para empezar… Lo que sí hay, son unos ocho palos verdes para meter en Horcones ya, y mejorar la atención ahí. De todos modos, si andan a exceso de velocidad, después de atravesar un control, y sobrepasando a un camión de noche y en doblo línea amarilla, qué querés que le hagan… no hay amparo para eso. No podés sentar a un gendarme al lado de cada conductor para que no se maten o maten a los demás…

- Es cierto… Decime una cosa… ¿Qué van a hacer al final con la ley de ampliar la Corte?

- No sé. Está la idea de esperar un poco, porque la próxima legislatura podría tener a un peronismo menos adverso… pero algunos quieren meterla antes, ni bien tengan los votos de algunos compañeros peronistas de Diputados, que están haciendo falta.

- ¿Qué sabés de Natalia Obón, la novia de Cleto?

- Que es un cuadro radical de puta madre y que está hablando con todos, juntando cabezas.

- ¿Y después?

- ¿Qué se yo? ¡Es Cobos!

- ¡Jajajajaaaaaaa! –

Y así, entre risas y chanzas, los amigos se despidieron con un abrazo, y desaparecieron en el sentido estricto de la palabra.