Por los altos precios, el vino tuvo su peor año de la historia - Mendoza Post
Por los altos precios, el vino tuvo su peor año de la historia

El consumo fue el más bajo desde 1960, año en el que empezó a registrarse. Las ventas cayeron estrepitosamente.

Por los altos precios, el vino tuvo su peor año de la historia

Por: Mendoza PostMiércoles 31 Ene 2018

La comercialización total del vino fraccionado en los mercados interno y externo cayó un 5,7% interanual en  2017, según un informe confeccionado por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

El mercado interno, que representa un 80% de las ventas totales, cayó 5,4%, 8.910.303 hectolitros de vino comercializados en 2017, contra 9.417.875 de hectolitros vendidos en 2016. 

Las ventas internas del año pasado son las más bajas de la historia desde que se tiene registro. 

"La caída ha sido muy fuerte en la gama media y baja de precios, que es donde competimos con la cerveza", sostuvo Franciso Dopico, vocero de Bodegas de Argentina, en una entrevista al diario La Nación. En concreto, en diciembre las ventas totales de vinos y mostos en el mercado interno cayeron de 743.403 hectolitros en ese mes de 2016 a 661.448 hl el mes pasado.

Las uvas tuvieron un aumento considerable.

En un contexto con alza del precio de las uvas y otros insumos, los vinos ajustaron fuertemente sus precios al público: los tetra-brik aumentaron un 98% en 2016 y un otro 80% en 2017; mientras que los finos un 65% y 55% respectivamente. Ese incremento en años donde el poder adquisitivo se redujo, como consecuencia de la inflación general (42% en 2016 y 25% en 2017, a nivel oficial) y las paritarias cerraron por debajo.

"Tuvimos dos cosechas muy malas y precios muy altos. Y el consumidor es mucho más cuidadoso con sus gastos, porque debe pagar aumentos de tarifas, de combustible, créditos hipotecarios. En 2016 había caído el consumo de todas las bebidas, pero en 2017 algunas mejoraron, como la cerveza, que sustituyó al vino en segmentos de menor valor, por un tema de precio", sostuvo Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola (UVA).   

El mercado interno se retrajo 5,4%.

En el mercado doméstico, la venta cayó 7,9% en vinos de color y 7,4% en varietales; mientras que los blancos tuvieron un aumento del 7,3%, entre otras categorías. En cuanto al envase, el bag in box se retrajo considerablemente (-23,8%), el tetra brik -14,8% y la damajuana aumentó un 14,1%. Las ventas internas del año pasado son las más bajas de la historia, al menos desde los años 60, desde cuando se tiene registro.

Mercados competitivos

En cuanto al mercado externo tuvo una caída del 7,3% y el volumen exportado pasó de 207,1 millones de litros a 192 millones. La exportación de blanco cayó 9,1% y la de color 7%, mientras que el mosto concentrado sufrió una baja particularmente extrema: cayó 40,8%, hasta alcanzar los 61,6 millones de litros.

"Las exportaciones en vino cayeron 15% desde 2010, algunos años sube un poco y luego vuelve a bajar", graficó Dopico, quien señaló que "los inconvenientes comenzaron con el cepo cambiario y los problemas macroeconómicos del país".

El envase bag in box tuvo una estrepitosa caída: 40%.

"Después hay cuestiones más globales de cómo funciona el mundo del vino, donde competidores como Chile y Australia acceden a mercados importantes sin pagar aranceles y reciben estímulos públicos para la promoción internacional de sus productos. Lamentablemente, en la Argentina no contamos con un apoyo equivalente", afirmó Dopico.

"A fines de los 90 se exportó mucho. Entre 2000 y 2010 se dio el mayor crecimiento y llegamos a los guarismos de hoy, con 200 millones de litros de exportación por 800 millones de dólares. Cuando uno mira hacia atrás, el vino solo tiene 150 años de historia en la Argentina. Todavía es algo novedoso y somos optimistas respecto de su potencial"

Para el futuro, el INV espera una mejora del escenario económico nacional que contribuya a sacar a la industria de esta crisis.  "Vemos con buenos ojos la puesta en valor del Belgrano Cargas y del Corredor Bioceánico con Chile, que permitirá que saquemos los vinos con trenes de Cuyo para los puertos", aseguró Dopico. "Esto ayudaría un montón a mejorar nuestros costos. La reforma tributaria que se anunció y votó también la vemos muy positiva para el negocio", finalizó Dopico.

El INV espera una recuperación de la economía para salir de la crisis.