No es joda legitimar cuerpos imposibles - Mendoza Post
No es joda legitimar cuerpos imposibles

Los medios de comunicación se han encargado de mostrarnos y dejarnos muy claro cuál es el estereotipo de belleza argentino. ¿Qué provoca en las mujeres no cumplir con él?

No es joda legitimar cuerpos imposibles

Sábado 27 Ene 2018
porAna Paula Negri
Periodista

Llegar al verano como "Pampita" o demás modelos puede no solo ser difícil sino imposible, lo que genera en muchas mujeres un estado de frustración que puede desencadenar serios problemas de salud.

“Los estereotipos de belleza son una forma de violencia porque excluyen a otros cuerpos”, así se expresó en diálogo con el Post Jennifer Gil, referente de Mumalá Mendoza.

NO PUEDE MAS DE DIOSA - @pampitaoficial explota - mas en nuestras stories todas las fotos de Caro #pampita #caras ph @picomonaco #amor #love

Una publicación compartida de Caras (@revistacaras) el

Revista Caras: "No puede más de diosa"

Pero ella no solo se refirió a destacar que en la Argentina una mujer es considerada hermosa cuando es “flaca”, sino que hizo hincapié en afirmar que existen variados cuerpos que tampoco son representados por los medios de comunicación como las personas que tienen alguna discapacidad o sufrieron quemaduras, o simplemente quienes tienen celulitis, estrías y arrugas tampoco son aceptadas.

“Vivimos rodeadas de mujeres ‘photoshopeadas’ que no se parecen a sí mismas, imágenes digitales que no son mujeres de verdad”, afirmó sobre esto Brenda Mato, activista y modelo curvy, voluntaria en la agrupación Anybody.

%uD83D%uDCA6

Una publicación compartida de Brenda Mato - Modelo Plus Size (@brenda.mato) el

Especialmente en Argentina el estereotipo de mujer debe ser “blanca, joven, con el pelo lacio y largo, flaca, querer casarse y tener hijos”, según describe Mato y se refleja en los medios de comunicación y la publicidad como tal –ni hablar en verano, cuando las modelos, actrices y vedettes argentinas posan en bikini para las redes sociales-.

“Lo de los titulares no es nuevos, se viene dando hace mucho tiempo” afirma y agrega: “La publicidad promueve un odio hacia nuestro cuerpo que resulta irracional con frases como ‘combatí la celulitis, las arrugas, la estrías, las marcas en la piel’, es muy violento pensar en combatir partes de nuestro cuerpo”.

Revista Gente: "Cande Ruggieri deslumbra con su figura en Mar del Plata"

“A mí me gustaría que la televisión y los medios celebraran otro tipo de cuerpos, no solo los que cumplen con el estereotipo. Los medios nos venden que hay una única forma de ser bellas, que no te permite ser y cuando te encontrás con tu cuerpo está mal”.

En este sentido, Gil y Mato están de acuerdo en que la difusión de un estereotipo tan limitado puede provocar trastornos alimenticios en la población adolescente de nuestro país. La modelo asegura que los medios promulgan un claro mensaje: “Adelgazá porque ser flaco es tu felicidad, porque la felicidad está en la balanza” y así es como Argentina terminó en el top 3 de trastornos alimenticios.

Revista Gente: "Una bomba: Graciela Alfano, diosa en bikini a los 65 años"

“Combatí el paso del tiempo”, reza el slogan de una de las más reconocidas marcas de cremas contra las arrugas propone un desafío imposible de lograr, ¿cómo combatir el paso del tiempo? Es imposible y “las marcas se agarran de eso para vender sus productos: ‘no lo vas a poder lograr, pero te vendo todo para que lo hagas”.

“Las mujeres cuando hablamos sobre nosotras mismas decimos: ‘Yo no soy Pampita, pero…’ y deberíamos ser más agradecidas con nuestro cuerpo, es lo que nos permite hacer un montón de cosas”, afirmó y en cuanto al mensaje mediático destacó: “Somos bombardeadas desde que nacemos, nunca vamos a ser valoradas por nuestra inteligencia”.

#tbt al #2015 y estas hermosas fotos que hicimos junto a @erikaojosdealmendra y @rockinghollywoodfotografia %u2022 Soy de baja estatura, como mi mamá Tengo estrías que me recuerdan todos los cambios que pasó mi cuerpo. Tengo unos muslos enormes llenos de celulitis, donde la persona que amo disfruta al reposar sus manos. Tengo ojos verdes como mi papá. Tengo panza. Las tetas, de tan grandes ya se me cayeron. Tengo una paleta partida por haberme arriesgado y querer ser tan genial como hermano. (NOTA: NO se tiren desde una rampa con la bici si la vereda esta rota) Mi pelo está un poco seco y descontrolado de tanta tintura roja, que es el color que mejor me queda. Tengo labios carnosos Tengo papada, que se marca sobre todo cuando me río con ganas. ¿En serio todavía lo ven como algo malo?

Una publicación compartida de Brenda Mato - Modelo Plus Size (@brenda.mato) el

Al respecto, Gil sostuvo: “socialmente algunos cuerpos no son aceptables, nosotras nos preguntamos: ¿Qué posibilidades hay de que los medios empiecen a reflexionar sobre estos cuerpos, sobre lo que destacan y lo que publican?”.

En fin, que las mujeres tengamos celulitis, estrías, cicatrices, marcas y arrugas beneficia al mercado. Las empresas se alimentan de las inseguridades que ellas mismas provocan en las mujeres. ¿Vamos a seguir dejando que una marca de cremas para las arrugas, un yogurt light o el talle de un pantalón defina lo que somos y cuánto valemos?