El impuesto a las ganancias será clave en las paritarias 2018 - Mendoza Post
El impuesto a las ganancias será clave en las paritarias 2018

Los economistas del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) afirmaron: "el impuesto a las Ganancias por primera vez en muchos años no presenta incertidumbre".

El impuesto a las ganancias será clave en las paritarias 2018

Por: Mendoza PostSábado 20 Ene 2018

El impuesto a las Ganancias resulta clave en las paritarias 2018 por el ajuste automático, según destacó un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

"No sólo no va a subir la presión impositiva sino que la va a bajar", aseguran.

Los economistas, autores del reporte, expresaron que "el impuesto a las Ganancias por primera vez en muchos años no presenta incertidumbre".

"Tanto las escalas como deducciones se ajustan por remuneración imponible promedio de los trabajadores estables, RIPTE 2017. Esto ayuda a la negociación salarial de manera importante", explicaron.

Manifestaron que "sin ajuste automático, un aumento salarial y de la inflación del 20 por ciento para este año, incrementaría automáticamente la tasa efectiva del impuesto".

"Un empleado casado con 2 hijos que en 2017 ganó 41.500 pesos netos por mes, pasaría de pagar el 3,9% al 7,7% de su ingreso", advirtieron.

En cambio, "con ajuste automático, la idea es que la tasa efectiva se mantenga constante. El caso citado seguiría pagando el 3,9% de su ingreso neto".

"Al ajustar automáticamente con el RIPTE 2017, del orden del 29%, una paritaria del 20%, no sólo no va a subir la presión impositiva sino que la va a bajar. El caso citado va a tributar el 2,5% del ingreso. Es decir que va a tener un aumento real de ingreso de 1,3%", analizaron.

Los especialistas manifestaron que el hecho de que el RIPTE 2017 esté en el orden del 29 por ciento da margen para que en 2018 aumenten los salarios reales por la vía de una menor presión tributaria.

En los casos del cuadro contenido en el informe del IARAF, con 20% de suba salarial, los salarios reales subirían entre el 0,5% y el 1,7%.

"A los trabajadores que no pagan ganancias no les tocaría el beneficio posible de suba real por menor impuesto. En efecto, un trabajador que en 2017 tuvo ingresos netos por $24.900, tendría cero aumento real por menor carga tributaria", añadieron.

Además señalaron que "en la medida que el valor del ajuste automático sea mayor a la inflación esperada, bajará la carga efectiva del impuesto para los trabajadores que lo pagan. A igual paritaria, mejorarán más su salario real aquellos trabajadores que pagan que los que no lo hacen".