Post: Mendoza PostViernes 12 Ene 2018Viernes, 12/01/18 atrás

 La polémica en el departamento Zonda, San Juan está sobre la mesa. Este jueves una mujer de 38 años ingresó al Hospital Rawson de ese localidad con un aborto espontáneo y se encuentra en estado grave. La sanjuanina necesita una transfusión de sangre urgente, pero se niega a recibirla ya que es testigo de Jehová y su religión no se lo permite.

Este problema no comenzó cuando ella llegó al nosocomio, sino que la mujer había firmado ante un escribano público su negativa con anterioridad y esto obligó a que la Justicia de esa provincia intervenga.

La religión no le permite recibir transfusiones.

El comisario Gregorio Díaz, fue el primero en recibir el radiograma de la señora: “Nos llegó el radiograma desde el hospital y por eso pedimos la intervención”, comentó al Diario de Cuyo.

De acuerdo a lo que aseguraron los médicos la paciente perdió “mucha sangre” debido al aborto y la decisión que ella ha tomado ha puesto en serio riesgo su vida. 

En el Hospital buscan realizar la transfusión por el riesgo que corre la paciente.