Echaron a dos chicas de una pileta en Rosario por demostrarse afecto - Mendoza Post
Echaron a dos chicas de una pileta en Rosario por demostrarse afecto

Los encargados del camping donde pasaban el fin de semana les dijeron que debían retirarse porque molestaban a las demás personas.

Echaron a dos chicas de una pileta en Rosario por demostrarse afecto

Por: Mendoza PostJueves 11 Ene 2018

En Rosario se produjo una situación que fue considerada como discriminación por dos chicas por lo que terminaron haciendo la denuncia. Una pareja fue echada de la pileta de un camping porque demostraban su afecto en público.

La chicas habían ido a un camping de Oliveros, situado a 55 kilómetros de Rosario a pasar el fin de semana. Ellas estaba en la pileta cuando el personal del lugar les dijo que tenían que retirarse. El fundamento fue que "molestaban" al resto de las personas.

Según asentaron en la Subsecretaría de Políticas de Diversidad Sexual, los encargados del lugar les dijeron que molestaban al resto de las personas y las obligaron a retirarse.

Esteban Paulón, al frente de la Subsecretaría de Políticas de Diversidad Sexual, confirmó en declaraciones radiales, que recibieron en la dependencia la denuncia de las jóvenes que señalaron que el fin de semana pasado fueron echadas de un camping de Oliveros por "discriminación".

Según explicó Paulón, las chicas fueron a pasar el día con amigas, estaban disfrutando el momento y como cualquier pareja tuvieron un expresión pública en la pileta y les dijeron que se fueran. “Lo ratificó la gente del camping, que algunos vecinos de Oliveros y personas que estaban en el lugar se sintieron molestos por ésto y en vez de conversar sobre los derechos que tiene cualquier pareja de compartir abiertamente sus sentimientos, les pidieron que se retiraran”, aseguró.

“Parece que las que hieren sensibilidades son las conductas que protagonizamos las personas del mismo sexo”, destacó Paulón quien lamentó que “tras las leyes de matriomonio igualitario e identidad de género sucedan estas cosas”. “Nuestra visibilidad puede ser chocante porque somos criados para no ser vistos”, advirtió.

Paulón señaló además que no reciben gran cantidad de denuncias por casos como éste pero confió en que sea posible un avance en la sociedad para que no exista ninguna situación que afecte la libertad sexual de las personas.