Prometen terminar la casa para la nena que sufre leucemia - Mendoza Post
Prometen terminar la casa para la nena que sufre leucemia

La familia de Tamara se encuentra juntando fondos para poder darle un mejor hogar a su hija. Por el momento lograron juntar una parte del dinero y podrían concretarlo en estos días.

Prometen terminar la casa para la nena que sufre leucemia

Por: Mendoza PostLunes 8 Ene 2018

Tamara tiene tres años, es mendocina y lucha contra la leucemia. Lamentablemente vive en situación de hacinamiento en una precaria casa en la calle Corrientes de Las Heras junto a su familia.

Por todo esto, su madre Jessie Alexia Manivong Félix inició una campaña para intentar conseguir una vivienda digna para que combata su enfermedad de una manera más llevadera.

La promesa de una persona que prefirió mantenerse en el anonimato, llegó este lunes y podría ayudarlos a concluir la vivienda. Si bien hasta el momento no está confirmado, el optimismo y la esperanza crecieron en su familia.

Por ahora, los mendocinos mostraron su lado más solidario y gracias a las donaciones, lograron reunir 85 mil pesos. 

La historia

Tamara vive con su familia en una casa sencilla, pero con todas las comodidades hasta que su papá, quien aportaba el único ingreso económico en el hogar, perdió el trabajo en la penitenciaría de Bolougne Sur Mer.

Desde entonces sus padres comenzaron con un microimprendimiento de cercos eléctricos que en un primer momento los ayudó a mantenerse. Pasado unos meses las ventas bajaron y el hombre tuvo que dejar el proyecto y salir a hacer "changas".  

Los pequeños trabajos no alcanzaron para poder mantener a la familia, por eso el abuelo de Tamara les ofreció la vivienda en donde actualmente viven, lamentablemente en el lugar están todos hacinados y sin muchos de los servicios básicos.

La familia tendrá su vivienda propia.

Como si todo esto fuera poco, la familia tuvo que afrontar el cáncer de su hija. Todo comenzó cuando la madre detectó síntomas de gripe en la pequeña, al descubrirlos decidió llevarla al hospital Notti donde, luego de varios estudios, le detectaron la verdadera enfermedad.

Tamara comenzó con sesiones de quimioterapia, pero un virus en sus pulmones y una neumonía complicó más las cosas al punto de que tuvo que ser alimentada por sonda. Meses después recibió el alta para volver a su hogar pero con la exigencia de cuidados extremos para no perder todo lo que se había avanzado.

Así, comenzó la cruzada de su familia para poder brindarle una casa mejor. A partir de las noticias recibidas este lunes la vida de todos ellos se renueva con puro optimismo, gracias a la solidaridad de los mendocinos.