Qué declararon los detenidos por la agresión al rugbier que dijo ser gay - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 29 Dic 2017

Los cuatro sujetos detenidos acusados de una salvaje agresión a Jonathan Castellari, el joven rugbier que reveló que era gay, fueron indagados en las últimas horas por la Justicia.

La División Homicidios de la Policía de la Ciudad detuvo a cuatro sujetos que habían atacado el 1 de diciembre a Castellari, quien estuvo a punto de perder un ojo debido a los golpes recibidos a la salida de un local de comida rápida ubicado en Avenida Córdoba al 3100.

Según el relato de la víctima, ocho hombres, de entre 20 y 25 años, le propinaron golpes en todo el cuerpo, le partieron varios dientes, fracturaron su cráneo y tuvo riesgo de perder el ojo derecho.

Así quedó Castellari

Justamente, una vez que la víctima los identificó a todos, el juez Criminal y Correccional Alberto Baños ordenó las respectivas detenciones.

La Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM), que se ocupa también de delitos contra la comunidad LGBTI, designó a la fiscal María Paula Asaro, de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correcional número 49, para que lleve adelante la instrucción de la causa, que está caratulada como "tentativa de homicidio agravado".

Tras ser dado de alta del hospital el 8 de diciembre, el joven relató por medio de las redes sociales cómo fue la mañana en la que vivió una "pesadilla".

"Estábamos esperando (junto a un amigo) el pedido cuando entró un grupo de ocho pibes. Primero empezaron a insultarme, después comenzó la pesadilla. Me vi en el piso, bañado en sangre, completamente indefenso", aseguró.

Según su relato, la patota le propinó tanto patadas como puñetazos mientras le decían "comé por puto", "tomá, puto de mierda" y "hay que matarlo por puto".

"Me salvé, hoy puedo contarlo. ¿Qué habrán sentido otros adolescentes que todavía no pueden contar que son gays cuando vieron por televisión lo que me hicieron? ¿Habrán sentido que si "se les nota lo gay los van a cagar a trompadas? ¿Que si eso pasa nadie se va a meter?", agregó.

Además, completó: "Si te preguntás cómo podés ayudar a cambiar esta locura, educá, difundí, hablalo en tu casa, hablá con amigos, con tus hijos. No te calles, no seas cómplice. La homosexualidad no es una enfermedad y la homofobia es una forma de odio que se inculca mediante la discriminación. Ser gay es algo innato en nuestras vidas".