Irán a buscar a sus casas a los alumnos que falten a clases en Buenos Aires - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 27 Dic 2017

La deserción escolar es uno de los grandes desafíos que afronta la educación en la Argentina, las últimas cifras indican que sólo el 43% de los jóvenes termina la secundaria. Por esto mismo, desde el Ministerio de Educación de la Nación ya comenzaron a trabajar.

A partir del año que viene comenzarán a registrar los alumnos que falten a clases a través de un software y saldrán a buscarlos a sus casas. Otro dato alarmante es que por día mil chicos desertan sus estudios en el país.

El programa comenzará a funcionar en 220 escuelas secundarias del Conurbano, donde se registran los mayores índices de deserción. Podrá usarse en cualquier dispositivo y emitirá un alerta cada vez que un estudiante falte tres veces en una semana sin justificación.

1.000 chicos por día abandonan la secundaria en la Argentina

Este alerta llegará al director de la escuela y a las autoridades educativas y disparará un procedimiento tendiente a evitar que esas faltas sean el primer paso del abandono escolar. Luego de conocerse esta situación, un asistente social buscará al chico en la casa para ver los motivos de la falta.

Intentarán solucionar el gran problema de la deserción. 

Si el problema corresponde a la parte académica, intervendrá un psicopedagogo para acompañar la trayectoria educativa de ese chico. Si la complicación es “compleja” convocarán a otras instituciones para que intervengan: Sedronar, Anses, Consejo del Niño, Niña y Adolescente u otros, según corresponda.

El programa se llama Asistiré y comenzará a funcionar el 5 de marzo (cuando arranque el ciclo lectivo en esa provincia).

Para retenerlos los establecimientos preparan un dispositivo de seguimiento y de búsqueda de los chicos que abandonan, de detección temprana de problemas que puedan terminar en el abandono y un equipo pedagógico que los acompañará para que no reincidan en esta conducta. 

Saldrán a buscar a los chicos que falten más de tres veces.