El diplomático ruso explicó por qué no quiere hablar sobre Nisman - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 27 Dic 2017

El ministro consejero de la embajada rusa en Buenos Aires, Dimitriy Belov, era vecino del fiscal Alberto Nisman que apareció muerto en su departamento de las torres Le Parc en Puerto Madero.

Algunos piensan que el ruso no es un testigo más.

Sin embargo, el diplomático no apareció en la primera lista entregada por la administración a la Policía Federal, lo que generó fuertes sospechas e incluso, Belov se negó a declarar lo que sabía sobre la causa ante el fiscal Eduardo Taiano.

"No tengo nada para aportar", afirmó el ministro a Infobae y agregó: "Si yo tuviera algo para decir ya lo hubiera hecho. Yo, como la mayoría de los vecinos, no recuerdo lo que pasaba esos días en el edificio. Además yo vivía en la otra torre y sigo viviendo ahí. Nunca lo vi a Nisman y casi no tengo contacto con los vecinos. No oculto nada".

"Solo recuerdo que a la mañana siguiente salí del garage (de Le Parc) y tuve que doblar en otra dirección. Cuando llegué a mi oficina (de la embajada) me enteré lo que había pasado. No tengo nada para aportar. Si supiera algo, iría a declarar como buen ciudadano", culminó.

Taiano continúa con la investigación.

Según informó el portal de noticias, algunas fuentes consultadas sospechan que Belov no es un testigo más. "Es un diplomático muy especial. Sería importante investigar sus llamadas en los días previos a la muerte del fiscal", apuntó un investigador en base a un informe de inteligencia que llegó del exterior.