Acuerdo: vigilarán a Irán y le quitarán sanciones - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 2 Abr 2015

El acuerdo de principios cerrado hoy en la ciudad suiza de Lausana entre Irán y seis grandes potencias prevé el levantamiento de las sanciones nucleares impuestas por EEUU y la Unión Europea (EU) contra la República Islámica. Y que el programa nuclear iraní será supervisado durante 25 años.

Después de ocho días de reuniones en Lausana, se destrabaron hoy las negociaciones de Irán con seis potencias, un paso clave hacia un histórico acuerdo nuclear. 

Teherán y el grupo 5+1 limaron asperezas sobre los principales puntos que servirán de base para el pacto final, que se conocerá antes del 30 de junio, confirmaron la jefa de Política Exterior de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, y el ministro del Exterior persa, Mohamad Javad Zarif, en una conferencia de prensa conjunta.

El acuerdo preliminar alcanzado hoy prevé que el programa de enriquecimiento de uranio de Irán sea limitado y supervisado por un periodo de hasta 25 años, mientras que el 95 por ciento de uranio ya producido deberá ser diluido o enviado al exterior. A cambio, se levantarán "todas las sanciones" contra Teherán impuestas por la ONU, la UE y Estados Unidos.

Kerry, Zarif y Federica Mogherini.

"Hoy dimos un paso decisivo", señaló Mogherini, que habló en representación de las potencias negociadoras.

"La UE terminará con la ejecución de todas las sanciones, económica, energética y financiera y los Estados Unidos cesará en la aplicación de todas las sanciones secundarias, económicas y financieras, con la implementación de todos los compromisos de Irán, según lo acordado con la OIEA [la Organización Internacional de Energía Atómica]", explicó la política italiana.

"Hemos llegado a un acuerdo que garantiza que Irán no desarrolle un arma nuclear", subrayó.

El pacto, cuyos detalles técnicos y legales se negociarán de aquí al 30 de junio, prevé que la planta de enriquecimiento de Natanz sea la única en Irán, mientras que la instalación subterránea de Fordo será convertida en un centro científico civil, precisó.

Tras el acuerdo, Obama trató de dar mayores garantías.

"Nos comprometimos a finalizar nuestros esfuerzos para el 30 de junio", fecha límite para presentar el acuerdo definitivo, reveló la jefa de la diplomacia europea.

Los cinco países con poder de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU - Estados Unidos, China, Rusia, Reino Unido y Francia - más Alemania comenzaron a negociar con Irán hace ocho días en la ciudad suiza Lausana en busca de un acuerdo.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y Zarif han estado negociando desde el pasado jueves. El resto de ministros de Relaciones Exteriores de los otros países acudieron a Lausana el fin de semana, aunque los ministros ruso y chino ya han dejado la ciudad.

Kerry, antes de su discurso.

Desde hace años, Occidente acusa a Irán de buscar producir armas nucleares e intentó disuadirlo a través de sanciones de todo tipo. Irán siempre ha reiterado que su programa atómico tiene una finalidad exclusivamente pacífica, un extremo que no ha podido garantizar la agencia nuclear de la ONU después de más de una década de investigación.

El pacto, cuyos detalles técnicos y legales se negociarán de aquí al 30 de junio, prevé que la planta de enriquecimiento de Natanz sea la única en Irán, mientras que la instalación subterránea de Fordo será convertida en un centro científico civil, anunció hoy la responsable de política exterior de la UE, Federica Mogherini.

Obama habló desde los jardines de la Casa Blanca.


Una declaración conjunta con el ministro de Exteriores de Irán, Mohamed Yavad Zarif, habla de un "exhaustivo levantamiento de todas las sanciones" en el futuro si Irán cumple el pacto.

Asimismo, ambos calificaron lo acordado como un "paso decisivo", que se ha hecho posible con "buena voluntad".

En cuanto a Fordo, una de las instalaciones más polémicas de Irán por estar situada bajo tierra, el acuerdo prevé que allí no se enriquecerá uranio, un material de doble uso, civil y militar.

Eso sí, en la planta habrá mil centrifugadoras de gas, que podrán ser usados para fines científicos pero no se podrá inyectar uranio en gas para su enriquecimiento.

En cuanto a la planta de agua pesada de Arak, el acuerdo estipula que una sociedad internacional la remodelará para que no produzca plutonio, otra sustancia con posibles fines militares, mientras que el combustible usado allí será exportado a otro país.

Según lo presentado por Moghereini, en inglés, y por Zarif, en farsi, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) podrá usar tecnología moderna y tendrá más acceso a las plantas en Irán para esclarecer asuntos pendientes del pasado y del presente.

Eso hace referencia a posibles dimensiones militares del programa nuclear de Irán, cuya investigación por parte del OIEA se encuentra estancada desde hace varios meses.

Finalmente, la declaración dice que el Consejo de Seguridad de la ONU adoptará una nueva resolución que apoye este plan de acción, terminará con las sanciones nucleares y restringirá otras medidas punitivas durante un tiempo determinado.

Obama dijo después que hablará con Israel –rechazaron el acuerdo- y que si Irán miente “el mundo lo sabrá”.

El caso iraní es sensible para Argentina, ya que el fallecido fiscal Alberto Nisman investigaba el “encubrimiento” del gobierno, respecto de iraníes acusados del atentado a la AMIA. La investigación de Nisman está virtualmente caída, aunque el fiscal Germán Moldes ha apelado una decisión federal en ese sentido.